La firma alemana presentó el Audi RS5 en formato Coupé hace un año (aproximadamente), aunque ahora han querido potenciar su poderío y versatilidad con el diseño del mismo auto, el Audi RS5, pero en versión Sportback. Toda la fuerza de esta bestia alemana pero en una carrocería de cinco puertas. La nueva versión del RS5 ha sido presentada como novedad en los mercados automovilísticos de Estados Unidos y Canadá, aunque se espera que también se comercialice en los concesionarios de Europa.

Un deportivo con cinco puertas

Este detalle, el de sus cinco puertas, teóricamente le restaría deportividad al diseño exterior del coche. Sin embargo, los ingenieros de Audi han trazado con meticulosidad cada línea para que su silueta siga siendo alargada como la de un deportivo, con curvas muy marcadas y detalles muy agresivos: la altura de la carrocería ha disminuido en siete milímetros para darle un toque más deportivo, pasos de rueda ensanchados en 15 mm, llantas más grandes y llamativas, parrilla más grande con marco de aluminio, faros LED con intermitentes dinámicos y en la zaga un tubo de escape muy deportivo que enamorará a todos con su espectacular rugido.

El interior del habitáculo es completamente similar al de un deportivo gracias a su volante deportivo forrado en piel; los insertos de fibra de carbono en el salpicadero, en las puertas y en la columna central; entradas de aire acabadas en negro; los asientos tapizados en cuero Nappa negro con las costuras contrastando en color rojo y, además, el modo específico para el Audi Virtual Cockpit, asistente de aparcamiento y tres años de servicios Audi Connect.

 

Potencia y aceleración... ¡para volar!

La estructura es similar a la de la versión Coupé: mecánica 2.9 V6 TFSI biturbo con una potencia de 450 CV y 600 Nm de par, asociados a una caja de cambios tiptronic de ocho relaciones para acoplarse mejor a la carrocería de cinco puertas. Cuenta con el ya conocido sistema de tracción integral quattro de la casa alemana, que reparte la fuerza del auto en proporción 40:60 entre los dos ejes (85% en el delantero y 80% en el trasero). Alcanza una velocidad máxima de 280 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en menos de cuatro segundos. ¡Quien tenga la suerte de poder disfrutarlo volará por la carretera!

 

Precio: sobre 100.000 euros

Su precio rondará los 100.000 euros y, según los extras que se le añadan, la cantidad total puede verse incrementada hasta en 15.000 euros (aproximadamente). Por ejemplo, en cuanto a la estética del vehículo, el color más caro que ofrece la marca es el Verde Sonoma de Audi Exclusive, cuyo precio alcanza los 3.050 euros, si bien se ofrecen otros tonos metalizados algo más económicos (en torno a 1.150 euros) y el paquete con elementos de carbono aumenta el precio en hasta 5.000 euros.

De igual manera, quien desee potenciar su rendimiento cuenta con varias opciones, aunque también cuestan bastante: el tubo de escape deportivo alcanza los 1.515 euros, el diferencial trasero cuesta 1.715 euros y los frenos carbocerámicos la friolera de 7.625 euros.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...