Sirven para vigilar cualquier estancia privada, grabar toda clase de movimiento en un área restringida y son uno de los mejores dispositivos para aclarar delitos. Sin embargo, ¿sabemos qué tipos de cámaras de vigilancia existen? Hoy vamos a poner nombre a las mejores cámaras de vigilancia.

Desde cámaras que se instalan en museos para proteger valiosas obras de arte, hasta otras cuya función trata más sobre captar imágenes de animales en estado salvaje. La variedad de cámaras de vigilancia es muy amplia y queremos detallarla para que cualquier persona pueda decantarse por una u otra en cada caso particular.

Un kit de vigilancia completo con Technaxx



Comenzamos este repaso a los mejores tipos de cámaras de vigilancia con un kit completo, el cual consta de un pequeño monitor portátil, un cable USB, un adaptador de red y, por supuesto, una cámara de vigilancia.

La marca Technexx ofrece el elemento al que vamos a hacer referencia, uno de los mejores del mercado. En este caso la cámara, que es cilíndrica, consta de un sensor de infrarrojos y es totalmente inalámbrica. Además cuenta con visión nocturna y puede grabar sonidos con su micrófono.

Por su parte, el monitor portátil permite a cualquier persona observar las imágenes que graba la cámara en cualquier momento. De esta forma es posible constatar que no ocurra ninguna incidencia en el mismo momento, algo que se convierte en una verdadera ventaja en prácticamente cualquier situación. El precio ronda los 150 euros.

Bresser 3310001, una cámara para recordar imágenes de animales



Su función de camuflaje lo dice todo. Aunque sirve tanto para interior como para exterior, en este caso la marca Bresser la registra sobre todo para grabar imágenes difíciles de conseguir en plena naturaleza.

Cuenta con un infrarrojo pasivo, denominado PIR, un flash LED invisible, y función tanto de foto como de grabación. Así el propietario puede cambiar a su gusto entre ambas modalidades.

Es sobre todo una gran opción de cámara de vigilancia en la oscuridad y resiste a las salpicaduras, por tanto es muy recomendable en exteriores naturales. ¿Su precio? Entre los 100 y los 140 euros.

La opción más económica la encontramos en casa con la cámara D-Link DCS-5000L



Su precio – entre 50 y 100 euros – consigue que cualquier persona se interese por este producto para vigilar su propio hogar. Es una cámara que necesita estar conectada a la corriente eléctrica, pero que es un gran acierto sobre todo cuando vas a pasar todo el día fuera de casa. De esta manera puedes registrar cualquier movimiento sospechoso en la vivienda.

Este dispositivo también funciona con Wifi, y cuenta con un sensor infrarrojo integrado. Su uso, como se ve, es de interior, y además alberga la opción de autofoco, ajustándose así a cualquier imagen para que no se escape ningún movimiento.

Estos son los mejores tipos de cámaras de vigilancia que existen. También hay disponibles otros tipos, pero los más interesantes y que se suelen utilizar son estos. Ahora solo queda decidir cuál comprar según para qué lo quieras.

Comentarios  

0 #1 Luis Borjas 25-02-2018 19:32
La impresión 3D se ha convertido en una alternativa para múltiples sectores, casi indiscutible. Prueba de ello es la Lion 2, muy eficaz e intuitiva.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...