Circular con una moto requiere de más atención y prudencia que si se hace con un coche. Para ello cabe habrá que tener muy en cuenta las características de nuestra moto (especialmente el peso y las dimensiones) para prevenir, en la medida de lo posible, cualquier accidente. A pesar de ello, hay ciertas situaciones que acaban convirtiendo el trayecto en un accidente. Vamos a ver las causas de accidentes de moto más frecuentes.

 

La velocidad inadecuada, una de las causas más comunes

En cualquier vía existe señalizado un límite de velocidad, indicando la velocidad máxima a la que se puede circular dentro de la legalidad (y para nuestra seguridad y la de los demás conductores). Dicha velocidad máxima es solamente un tope superior, por lo que no hay que circular todo el rato a esa velocidad, debiendo saber cuál es la más segura en cada momento: con lluvia, cuando hay mucho tráfico, cuando circulemos por una vía desconocida, cuando estemos cansados… en esas ocasiones deberíamos reducir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad.

En la gran mayoría de ocasiones, nos pueden las prisas por llegar más pronto a nuestro destino y no cumplimos con ello. En moto, la velocidad inadecuada puede hacer que no reaccionemos a tiempo ante cualquier problema (especialmente en curvas y rotondas), lo que puede ocasionar que perdamos adherencia en la rueda delantera o a frenar con brusquedad (lo que seguramente hará que nos caigamos). Respetando los límites de velocidad y adecuándola a las condiciones del entorno (esto es, tanto de la vía como del tráfico) nada de esto sucederá.

 

Otros factores que pueden propiciar un accidente de moto

La velocidad inadecuada no es la única causa de los accidentes en moto (suelen deberse a más de un factor), aunque sí una de las más comunes. Otros motivos por los que se puede producir un accidente con este tipo de vehículo son:

  • Técnica de frenado deficiente. No todos los motoristas saben aplicar los frenos con decisión y eficacia por lo que, ante frenadas fuertes, esto puede provocar caídas.
  • Errores de cálculo referentes al espacio alrededor de la moto y escasa capacidad de anticipación (o falta de prudencia). Aunque puede sucederle a cualquiera, los errores de cálculo suelen ser más frecuentes en los novatos, que han de acostumbrarse a manejar la moto.
  • Mala técnica de trazado de curvas. Trazar una curva en moto sirve para minimizar la inclinación de la misma, asegurando la mayor estabilidad posible (así como una mayor adherencia y capacidad de tracción).

 

 

Circulando en moto hay que extremar más las precauciones y no confiarse. No olvidemos que los motoristas son muy vulnerables a los accidentes. Por ello, han de tener prudencia (también los conductores de coches) y dejar bastante margen de seguridad (tanto en distancias de seguridad como distancias laterales). Además, los motoristas no deberían circular en el ángulo muerto de otro tipo de vehículos (en este caso, los conductores de autos han de recordar que las motos pueden aparecer de la nada). ¡La seguridad vial es responsabilidad de todos!

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...