En las fechas próximas a los días señalados de las fiestas navideñas se producen millones de desplazamientos: es otra de las denominadas “Operación Salida”. Se calcula que unos 16 millones de personas se desplazarán por las carreteras españolas durante estos días para reunirse con sus familiares y amigos.

Sin embargo, en estos días también se propicia el consumo de alcohol que, junto a unas condiciones meteorológicas adversas, hacen muy peligrosa la conducción. Así, las navidades se convierten en una de las épocas del año en la que más accidentes mortales se registran en las carreteras.

Por todo ello, para poder prevenirlos y realizar el trayecto sin contratiempos, conviene tener en cuenta y seguir los consejos del “Decálogo de la Seguridad Vial” elaborado por el Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), que se estructura en cuatro bloques: Consejos para las Personas, Antes del Viaje, Consejos para el Vehículo en Invierno, y Durante el Viaje.

 

Consejos para las personas

  • Procure dormir bien la noche anterior al viaje. Además, el día del viaje no se levante con la hora justa.
  • Utilice ropa cómoda y holgada para conducir.
  • Es preferible viajar durante el día, sobre todo si se tienen problemas de vista o somos propensos a quedarnos dormidos.
  • Si se viaja con niños hay que buscar las horas de menor radiación solar - mañana o atardecer -, y hacer paradas periódicas para que estén tranquilos.
  • Si viaja con niños, utilice siempre dispositivos de retención infantil según las necesidades, por peso y tamaño, del pequeño, y asegúrese de que disponen de la debida homologación. 
  • De igual forma, disponga de dispositivos especiales cuando viaje con animales.
  • Cuidado con el aire acondicionado: reseca el ambiente y provoca fuertes cambios de temperatura cuando salimos del coche. Es conveniente abrir las ventanillas de vez en cuando, con el fin de humedecer el habitáculo.
  • Para los trayectos largos, es conveniente comer algo ligero. Los alimentos deben ser ricos en proteínas y vitaminas, evitando las comidas grasas, con exceso de calorías o las flatulentas.
  • No consuma alcohol si va a conducir, ya que disminuye los reflejos, crea una sensación de euforia y una falsa seguridad, incluso en sus niveles más bajos.
  • Si es alérgico, y está tomando antihistamínicos, consulte a su médico antes de viajar, ya que estos fármacos pueden producir somnolencia.
  • No realice una conducción continuada durante mucho tiempo. Lo recomendable es descansar cada dos horas o 200 kilómetros.
  • No se fije una hora de llegada a su destino: con ello sólo conseguirá realizar una conducción imprudente. Al más mínimo síntoma de cansancio, pare durante al menos 15 minutos, tome aire, o descanse el tiempo necesario.
  • Disponga de gafas de corrección de repuesto.

 

Antes del viaje

  • Lleve consigo originales, o copias compulsadas, del Permiso de Circulación, la ficha de la Inspección Técnica de Vehículos y el recibo en vigor de su seguro.
  • Si viaja por un país fuera de la Unión Europea, es necesario llevar la Carta Verde. Además, necesita disponer del Permiso Internacional de Conducir. Puede obtenerlo en las jefaturas de Tráfico o en CEA.
  • Lleve un duplicado del juego de llaves del vehículo. Le ahorrará disgustos.
  • Programe el viaje con antelación, evitando, en la medida de lo posible, los días de mayor afluencia de tráfico. Puede informarse del tráfico en el teléfono gratuito de la DGT 900 123 505 y en las páginas web de CEA o Seguridad Vial en las que, además de consultar el estado de las carreteras, podrá conocer la predicción meteorológica. Si se encuentra en un atasco, no desespere y evite tocar el claxon.
  • Estudie el trayecto con antelación a través de un mapa o guía de viaje. Conozca bien el camino, rutas alternativas, dónde comer, dónde repostar e incluso dónde dormir.
  • Incorpore entre su documentación el listado de talleres oficiales de la marca de su vehículo, y compruebe la ubicación de los que están más próximos a su trayecto. En caso de avería, tendrá claro dónde le pueden solucionar el problema.
  • Es conveniente que tenga el teléfono de su compañía de asistencia en viaje a mano, para que en caso de incidencia, disponga de un recurso que le evite sobresaltos.
  • Lleve a mano los objetos personales que pudiera necesitar durante el viaje, así como los necesarios para el resto de los ocupantes (bebida, juegos o elementos de entretenimiento para los niños…).

 

Consejos para el vehículo en invierno

Revisión: comprobar el estado de los niveles (en especial el del anticongelante). Los frenos y la dirección han de estar en perfecto estado, así como el dibujo de los neumáticos. También se han de revisar las escobillas: en caso de lluvia, hielo o nieve puede sufrir el efecto “spray” de los vehículos que circulan delante.

Conducción: hay que adecuar la velocidad a la carretera, teniendo en cuenta la zona de visibilidad y la adherencia del suelo. Aumente también la distancia de seguridad e intente evitar los adelantamientos. Si hay hielo en la carretera, evite las zonas sombrías y si el asfalto es deslizante, se ha de actuar con mucha suavidad sobre el volante, acelerador y freno, con una relación de marchas altas para que el motor vaya lo menos revolucionado posible.

Lluvia: reduce la visibilidad aunque su efecto más temido es el aquaplanning. En el siguiente artículo hay una serie de consejos para evitarlo.

Hielo: si pasa por una placa de hielo, levante suavemente el pie del acelerador, no frene, dirija el volante hacia el lado a donde se va la parte trasera del coche. Si su vehículo tiene ABS, el sistema actuará de forma que la pérdida de control sea menor. 

Nieve: para circular por carreteras nevadas, es imprescindible el uso de cadenas. Circule por las marcas que hayan dejado otros vehículos. Si tiene que descender por una pendiente, hágalo a poca velocidad utilizando el freno lo menos posible.

Niebla: reduzca la velocidad para poder frenar dentro de unos límites de visibilidad, utilice el alumbrado de cruce y si dispone de antinieblas delanteros y traseros utilícelos también. Acuérdese de apagarlos una vez pasada esta zona, pues puede deslumbrar al resto de usuarios.

Visibilidad: en caso de avería, su vehículo debe contener los siguientes elementos obligatorios: pareja de triángulos de señalización de emergencia, gato, herramientas, juegos de luces y fusibles de repuesto. No olvide el chaleco reflectante.

Calor: si va a usar la calefacción para eliminar el vaho de los cristales, tenga en cuenta que produce somnolencia, especialmente a primera y última hora de la tarde. Para ello, puede bajar un poco las ventanillas y que entre el fresco.

 

Durante el viaje

  • Evite el exceso de equipaje, y siempre que sea posible, no utilice la baca del vehículo.
  • El conductor y el resto de los ocupantes deben llevar siempre puesto el cinturón de seguridad.
  • El uso del chaleco reflectante deberá efectuarse cuando salga del vehículo y ocupe la calzada.
  • Mantenga en todo momento la distancia de seguridad, circule siempre por la derecha, excepto para adelantar, volviendo lo antes posible a este carril.
  • Vigile atentamente la normal circulación de la vía, no distrayéndose de la conducción. De igual forma, cuando circule por la noche, disponga siempre de aire fresco y de una música animada para evitar la somnolencia.
  • Si tiene que comer, beber o hablar con un móvil, hágalo mientras para a descansar. Si tiene que consultar algún mapa que algún pasajero le indique el camino, o deténgase en los lugares donde pueda hacerlo. Evite cualquier tipo de distracción. Según la DGT, hasta un 38% de accidentes están causados por las distracciones al volante.
  • No supere en ningún caso los límites legales de velocidad. Según la DGT, una de cada cuatro muertes se produce por exceso de velocidad.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...