Por capricho, porque ya no nos gusta, por necesidad, porque ha aumentado la familia… Las razones para cambiar nuestro viejo auto por uno más moderno pueden ser múltiples y variadas y responderán, casi siempre, de manera subjetiva según las necesidades de cada persona o familia

Aunque muchos no pueden o no quieren hacerlo, se recomienda cambiarlo cuando cumple los 12 años pues, transcurrido este tiempo, comienzan a dar bastantes problemas mecánicos y son hasta cuatro veces menos seguros según las estadísticas. Sin embargo, cambiar de coche es algo que hay que pensar muy bien no sólo por el gasto que supone sino porque debemos fijarnos en todas las prestaciones que incluya. Veamos varias razones por las que cambiarlo.

 

Seguridad

Cuanto más antiguo sea un coche, más problemas dará (tanto problemas mecánicos como aquellos que puedan poner en peligro la seguridad de sus ocupantes. Como comentábamos antes, los autos que tienen 12 años o más comienzan a ser más inseguros. 

Además, la DGT señaló que en 2016 se registró un aumento de la antigüedad de los vehículos con los que se habían producido accidentes mortales, situándose la edad media de dichos autos siniestrados en 13’6 años. Los vehículos nuevos son mucho más seguros, ya que están dotados de los más modernos sistemas de seguridad diseñados para reducir accidentes. 

 

Ahorro

Todas las piezas mecánicas pierden sus cualidades con el paso de los años, especialmente los componentes de la suspensión que, al desgastarse, hacen que las imperfecciones de la carretera se noten más (tanto en el volante como en los mismos asientos).

Los coches antiguos sufren más averías. Por tanto, su mantenimiento será más caro. La necesidad de sustituir piezas fundamentales para su buen funcionamiento (frenos, correa de distribución, amortiguadores…) requiere bastantes visitas al taller, sin contar con alguna avería inesperada… Los motores de los coches antiguos también consumen más combustible. Esto, junto a las numerosas visitas al taller, supone un gran desembolso para el conductor. 

Los coches nuevos, por el contrario, apenas visitan el taller (si lo cuidamos bien quizá solamente hayan de ir para pasar la revisión). También cabe tener en cuenta que los motores ahora son bastante más eficientes y consumen menos. Si lo comparamos, supone un gran ahorro para el consumidor. 

 

Ecología

Como los vehículos antiguos son menos eficientes que los nuevos, consumen más carburante, lo que se traduce, además, en un aumento de emisiones contaminantes a la atmósfera. Y es que los vehículos que cuentan con más de 10 años emiten un 30% más de CO2 que los actuales. 

En España, la edad media del parque móvil alcanza casi los 12 años. Esto es que hay millones de coches antiguos circulando por las vías españolas. Uno de los argumentos que más usan los fabricantes para pedir al Gobierno un nuevo Plan PIVE es el de la antigüedad del parque móvil y la contaminación.

 

Facilidades para la compra

 

Para incentivar las ventas de autos nuevos y retirar los antiguos, el Gobierno de España lanza cada cierto tiempo unas ayudas económicas (el denominado Plan PIVE) de unos 2.000 o 2.500 euros (aprox.) generalmente, pero que, en ocasiones, pueden llegar hasta los 5.000 euros.  

 

Comodidad y conectividad

Modernos sistemas de seguridad, sistemas de asistencia al conductor, climatizador en todo el coche (en plazas delanteras y traseras), asientos mucho más cómodos… Los fabricantes no dejan de esforzarse para que el conductor y sus acompañantes hagan sus trayectos en el coche más seguros y cómodos.  

Además de ello, también cuentan con las últimas características tecnológicas, que permiten hablar por teléfono mediante el manos libres o el Bluetooth (y así evitar distracciones al volante). Los más modernos cuentan con conexión a internet, además de sistemas que permiten consultar el email y acceder al Smartphone a través de Android Auto de Google o CarPlay de Apple.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...