Las autoridades de España, así como las europeas, sabían desde hace años (concretamente, una década) que las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) de los vehículos diesel son superiores a las de un auto de gasolina en condiciones reales de conducción que en las pruebas realizadas en laboratorio. A pesar de ello no actuaron en su momento para proteger la calidad del aire y con ello, la salud pública.

Ahora, tras el escándalo de las emisiones del grupo Volkswagen, toda Europa trabaja para mejorar los nuevos modelos de los futuros coches y en medidas para reducir los niveles de contaminación atmosférica.

Pero no es inmediato. Los vehículos diesel no van a desaparecer del mapa mañana, pero sí hay naciones que van a comenzar a trabajar en ello. La intención es que todos estos vehículos estén erradicados de aquí a 2040 en algunos países europeos (en otros, antes de esa fecha). 

 

España y Francia

En España se espera que para 2040 no quede ninguno de estos vehículos y para 2025 pretenden prohibir la circulación de ellos en las zonas urbanas, especialmente en Madrid, donde tampoco se podrá aparcar en la zona centro de la ciudad a partir de 2020.

El ministro de medioambiente galo, Nicolas Hulot, anunció este verano los planes de Francia de prohibir los vehículos de gasolina y diesel para 2040. Así, desde el pasado uno de julio no se puede circular por su capital entre las 8 de la mañana y las 8 de la tarde con un diesel anterior a 1997 (Euro II). 

También prohibirán el uso del carbón para la producción de electricidad antes de 2022. Con estas decisiones (que se enmarcan en el acuerdo de París), el gobierno de Emmanuel Macron quiere contribuir a que Francia sea un país libre de carbono (y, por tanto, de emisiones contaminantes).

 

Contaminación alarmante en Reino Unido

En un esfuerzo por reducir la contaminación atmosférica e intentar frenar el cambio climático, el gobierno británico también se sumó a la iniciativa, informando de que también prohibirá la venta de autos y furgonetas de combustión con el fin de que no quede ni una en 2040. 

Además, debido a que los niveles de óxido de nitrógeno son bastante alarmantes en Reino Unido, han decidido tomar otra serie de medidas como la introducción de autobuses híbridos para circular por las ciudades o la aplicación de tasas económicas o restricción de la circulación de vehículos si los niveles de contaminación no se reducen.

 

Noruega, Holanda y Alemania, más adelantados

Pero antes que franceses y británicos pusieron medidas los alemanes y los noruegos. Y es que hay muchas ciudades alemanas en las que no se puede conducir por el centro con un coche de gasóleo (incluso si es un Euro V). Los noruegos son más radicales (a pesar de ser el principal productor de petróleo europeo) pues, junto con los holandeses, plantean prohibir los coches diesel y gasolina para el año 2025. Para ello no dudan en otorgar a sus ciudadanos grandes ayudas para la compra de vehículos eléctricos. Alemania otorga algo más de tiempo: para 2030.

 

 

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...