La autonomía de los autos eléctricos (la real, no la que anuncian las marcas) quizá sea la característica en la que más se fijan los clientes a la hora de decidirse por un tipo de coche u otro. No sólo los kilómetros que se recorran con el vehículo reducirán su autonomía: también simples gestos como encender la radio o el sistema de climatización. 

¿Cuánto puede llegar a gastar el climatizador en un eléctrico? Veamos cómo funcionan éstos tanto en turismos convencionales de combustión interna como en los eléctricos.

 

Funcionamiento en los coches de combustión

El uso del sistema de climatización en los coches tradicionales no supone ningún problema, puesto que la energía necesaria para su funcionamiento se extrae de los giros del mismo motor de combustión del auto, que accionan el compresor del climatizador mediante las poleas y la correa. Este sistema aprovecha el calor sobrante que ha generado el motor térmico para calentar el interior del habitáculo.

Por el contrario, si accionamos el compresor del aire acondicionado, ese mismo calor será convertido en frío por el sistema para refrigerar el auto. Con ambos gestos se gastará más combustible, especialmente en el uso del aire acondicionado, aunque no supone mucho problema: basta con repostar en una gasolinera.

 

En los coches eléctricos

Sí es problema en el caso de los eléctricos, ya que la energía, en este caso, se extrae de la batería de tracción, reduciendo la autonomía del coche. Y, a diferencia de los autos convencionales, el motor de un eléctrico no siempre está en funcionamiento. Aunque los fabricantes de este tipo de autos cada vez se afanan por hacer baterías de mayor capacidad, debe conservarse la energía de las pilas para no reducir mucho su autonomía. 

¿Cuánto puede reducirse la autonomía de un coche eléctrico usando el aire acondicionado? Dependerá de la marca y de otros factores como la temperatura exterior o la que ajustemos en el sistema, aunque normalmente suele suponer una reducción del 10 o 15 por ciento. 

La calefacción aún puede consumir más energía que el aire acondicionado, aunque hay modelos que decidieron incorporar (desde hace un tiempo) bombas de calor para poder calentar el interior del habitáculo sin disipar la energía eléctrica (y poder mantener algo mejor su autonomía). 

 

Pequeñas soluciones

Algunos fabricantes tratan de buscar soluciones para poder utilizar el aire acondicionado sin que afecte demasiado a la autonomía del coche. Y parece ser que han encontrado una que puede hacer uno mismo, como es incorporar un pequeño motor eléctrico dentro del compresor del aire acondicionado (al igual que en algunos electrodomésticos de casa). De este modo, el motor extraerá la energía necesaria para su funcionamiento de la batería y podrá variar la potencia según nuestras necesidades. 

Recordemos que mantener la batería de un auto eléctrico a una temperatura óptima es fundamental para asegurar una larga vida útil y para que su autonomía no disminuya de forma muy drástica con el uso, por lo que muchas marcas utilizan el aire acondicionado también para enfriar la batería de los coches eléctricos y el sistema de calefacción.

 

 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...