Cuando alguien escucha el nombre “Car2Go” quizá puede pensar que se trata de una plataforma como BlaBlaCar o Uber. Pero no es así, ya que Car2Go es una compañía de vehículos públicos (de hecho, es la que más éxito tiene en todo el mundo actualmente). La principal diferencia de este servicio de alquiler de coches es que se alquilan por minutos y todos ellos son eléctricos, principalmente Smart EV (que ofrece 120 km. de autonomía ideales para recorrer la ciudad y alrededores), es decir, Car2Go es una empresa dedicada al "carsharing" eléctrico. Puedes encontrarla en 31 ciudades del mundo.

Aterrizó en Madrid en noviembre de 2.016 con algunas trabas como la falta de costumbre de alquilar autos en España, sobre todo en la capital, ya que acostumbramos a tener nuestro propio vehículo, y la competencia de las aplicaciones para compartir coche (como la mencionada BlaBlaCar, que ya lleva bastantes años en el mercado) o de compañías como BlueMove.

A pesar de ello, ha tenido más éxito del que preveían los responsables de la empresa: a día de hoy cuenta con unos 100.000 usuarios (y una flota que pasó de 350 coches a 500), y se espera que se vean incrementados gracias al novedoso sistema de registro online con el que validar el permiso de conducir cómodamente sin tener que pasar por la oficina. 

 

Cómo funciona Car2Go en Madrid

1. Registrarse en la plataforma

Antes había que acudir a una oficina física para que validaran nuestro permiso de conducir tras registrarnos en la web introduciendo nuestros datos personales y la información de pago. Ahora, con el nuevo sistema de registro online no hace falta personarse en sus dependencias para ello: para terminar el proceso bastará con enviar una foto del carnet de conducir y otra del titular desde nuestro Smartphone.

Tras el registro y el envío de los correspondientes archivos, la empresa realiza una comprobación de seguridad para garantizar la conformidad y validez de los datos proporcionados y el usuario recibe, por su parte, un email confirmándole la validación de su registro. 

Alquilar un Car2Go es simple, fácil y rápido y, tras esta pequeña mejora, mucho más aún. Está pensada para que suponga una ventaja a los clientes “espontáneos” (turistas, en su mayoría), que utilizan estos autos sin haberlo pensado con antelación. Además, con esta actualización digital la empresa consigue que los clientes tengan un primer contacto con el servicio fácil, sencillo y rápido, algo muy demandado en la sociedad en la que vivimos… 

 

2. Localizar el coche más cercano a tu localización

La aplicación para móvil de Car2Go te permite saber en tiempo real dónde se encuentra el Smart de alquiler más cercano a tu localización. Y si no quieres que nadie lo coja antes que tú, puedes bloquearlo desde la misma app

 

 

3. Abre el coche y revísalo

Una vez que localizas el coche y lo bloqueas para tu total disponibilidad, dispones sólo de 30 minutos para llegar al mismo. Transcurrido ese tiempo volverá a quedar libre para el resto de usuarios. Cuando estés junto al auto podrás iniciar tu reserva: pasando la tarjeta por el dispositivo del parabrisas el Smart se abrirá automáticamente y, dentro, la pantalla del salpicadero te dirá lo que debes hacer. 

La primera instrucción que te llegará te indicará que revises bien el estado (tanto interior como exterior) del coche. Hazlo y, si encuentras golpes o desperfectos ponte en contacto con alguien de la empresa e infórmales de ello. De no hacerlo, puede que el siguiente usuario te acuse a ti y te toque correr con los gastos de la reparación…  

 

4. Arranca tu Car2Go

La “llave” del Smart está guardada junto a la pantalla del salpicadero. Introdúcela en la ranura que hay junto al freno de mano y arranca. Pero lleva cuidado, porque es automático, por lo que te recomendamos que repases este artículo para saber cómo conducir un coche automático. En su interior cuenta con un navegador para calcular la ruta además de un botón para ponerte en contacto con la empresa. 

 

5. Devolución

Una vez termines tu recorrido, apárcalo en cualquier lugar de Madrid (¡ojo!, nunca en parkings privados ni en zonas con limitación horaria), ya que estos coches están autorizados para circular sólo en un radio de 53 kilómetros (una zona que se conoce como la almendra central de Madrid). 

No te preocupes por el estado de la batería, siempre y cuando no se encuentre por debajo del 20%. De ser así es probable que la empresa tenga que pedir una grúa cuyos gastos correrán por tu cuenta (así lo establece el contrato de alquiler). Los coches son recargados por una empresa externa, Daimler.

 

Precio de Car2Go 

El precio de estos autos va establecido por el tiempo que se usan: a 0’21 céntimos el minuto (IVA incluido). Eso sí, por tiempo de uso se entiende el tiempo que lo tienes adjudicado (no sólo el que conduces), así que si vas a hacer paradas bastante prolongadas (más de dos horas) quizá no te compensará demasiado… 

 

Qué ocurre en caso de accidente

Car2Go ofrece la cobertura de un seguro a terceros con franquicia de 500 euros. En caso de accidente, si la responsabiidad es tuya tendrás que pagar esa cantidad (como máximo, asumiendo la empresa el resto del pago. En cambio, si la colisión es culpa de la otra parte, su seguro se ha de encargar de reparar los daños. 

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...