Cuando se contrata un seguro de auto se paga por él sin tener en cuenta factores como los kilómetros que recorrerá el vehículo. Normalmente no se suelen tener casi siniestros en un mismo año, por lo que a veces este pago resulta “molesto” para algunas personas. Sin embargo, la contratación de este seguro resulta obligatoria por ley.

Hace un par de semanas os dejábamos un artículo con consejos para escoger el mejor seguro de auto. Hoy os queremos informar de otro tipo de seguros menos habituales, los “Pay As You Drive” (cuya traducción literal sería “paga por lo que conduces”), en las que el importe de la póliza se calcula en función de los kilómetros (y la manera en que los conduce) el tomador del seguro. En países como Estados Unidos y Gran Bretaña constituyen una modalidad muy extendida. En España y Latinoamérica están comenzando a conocerse. 

 

Cómo sabe la compañía cuántos kilómetros recorres

Las aseguradoras que ofrecen esta modalidad de póliza instalan en el coche del asegurado un dispositivo telemático que recoge los datos referentes a la conducción: número de kilómetros, tipo de vía por el que se circula, si se respetan los límites de velocidad o no, velocidad media del vehículo, horas de uso del vehículo y horarios (prestando atención a las horas de conducción nocturna), si se frena o acelera bruscamente…

Con esta información, la compañía de seguros podrá fijar el importe de la prima de seguro y variará dependiendo de la conducción que realice el asegurado (aunque el número de kilómetros recorridos y la manera de conducir son los más importantes), siempre teniendo en cuenta todos los factores que se fijen en la póliza.

Dicho dispositivo va oculto. Así se evitan manipulaciones (y no se podrá estafar al seguro), además de robos. Para instalarlo no hay que modificar ninguna pieza del coche: únicamente hay que hacer varias conexiones eléctricas, sin provocar ningún tipo de avería ni incompatibilidad con el resto del sistema eléctrico del vehículo (ya que cuenta con la certificación de compatibilidad electromagnética).

 

Cómo se pagan este tipo de seguros

La modalidad de pago depende de la compañía aseguradora, siendo habitual que ofrezcan dos modos de pago distintos. A pesar de ello, la más utilizada es aquella en que se realiza una estimación inicial atendiendo a factores estándar (tipo de vehículo o los años que tiene) y se establece el pago de una parte de ese importe cuando se contrata la póliza. El resto se paga en 11 mensualidades y se irá recalculando según los datos sobre la conducción que aporte el asegurado.

 

¿Qué compañías ofrecen este tipo de seguro en América Latina?

En América Latina, la compañía aseguradora que comercializa este tipo de seguros es Sistran. En sus primeros años quieren abrirse mercado en México, Argentina y Colombia, aunque su idea es abarcar también otros como Chile, Brasil, Ecuador, Uruguay, Jamaica o Guatemala.

 

¿Y en España?

Aunque en España se conoce poco este producto, hay tres aseguradoras que ya cuentan con numerosos clientes del mismo: Mapfre, Generali y Verti.

1. Mapfre: dicha póliza se denomina “pólizaYCar”. Ofrece asistencia inmediata en caso de accidente; localización del auto en caso de robo; garantía de privacidad de la información obtenida mediante el dispositivo telemático. Prometen un 40% de ahorro de la prima de pago en la renovación de dicho seguro.

2. Generali: pregunta por la póliza “Pago como conduzco”. Está pensada para conductores que cumplan estos requisitos: padres con hijos jóvenes que aparezcan como segundos conductores o jóvenes menores de 23 años; conductores que recorran menos de 7.000 km. al año; propietarios de vehículos de alta gama; conductores que no hayan tenido siniestros (o solamente uno o dos de responsabilidad civil con culpa). 

3. Verti: busca la póliza Cuentakms, aunque tiene una limitación: sólo podrá usar el coche un conductor, que podrá contratar un seguro de 1000, 2000 o 3000 kilómetros (ampliables en 500, 1000 o 1500 km.).

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...