Los niños (y los no tan niños) fanáticos de los robots y del universo de la ciencia ficción están de enhorabuena. Y es que este BMW parece sacado de una película de la misma materia o de la propia Transformers, pero no es así porque… ¡es real! ¿Se imaginan poder ir montados en uno de ellos y disfrutar de unas espectaculares vistas?

Te preguntarás quién ha conseguido tal proeza. La respuesta: un equipo compuesto por 12 ingenieros y 4 técnicos de la compañía turca Letvision (dedicada al I+D), cuyo centro de operaciones se encuentra en la capital turca, Ankara. Este gigante ha sido bautizado con el nombre de “Antimon”.

De momento es sólo un prototipo. “Antimon” fue construido a partir de un BMW serie 3 versión coupé de color rojo. Este BMW se convierte en un robot que, en posición vertical y completamente erguido puede llegar a los cuatro metros de altura. 

 

La transformación

Para ello, primero se abren las puertas del vehículo (que conformarán los brazos del Transformer), pero no de la manera tradicional, ya que éstas se despegan del coche y se abre el maletero. Después, el coche se suspende sobre su eje trasero (que vendrían a ser los pies). 

Por último, desde lo alto del capó, se despliega una cabeza robótica al más puro estilo de un Megatron. La cabina (que vendrían a ser los dos asientos delanteros) aún parece demasiado pequeña para que quepa en ella una persona, algo que tiene que trabajar el equipo de investigadores y desarrolladores turcos.

Este prototipo de Transformer todavía no tiene capacidad para desplazarse, si bien algunas partes se pueden controlar a través de un control remoto, como la cabeza, brazos, muñecas y dedos. Para que pueda moverse aún tardará algo más, ya que es una tarea que todavía se encuentra en fase de investigación.

 

Gran equipamiento tecnológico

Entre sus especificaciones destacan su pantalla LCD de alta definición, un sistema de audio súper potente y tecnología WiFi. Además, los investigadores de Letvision están trabajando para que esta fantástica creación también pueda hablar y así poder interactuar con personas a través de sus comandos de voz.

Este trabajo les ha costado nada más y nada menos que ocho meses. Los desarrolladores esperan construir más prototipos de estos particulares Transformers basados en distintas marcas y modelos de vehículos. El equipo de Letvision también espera que algún día puedan conducirse por carreteras y autopistas, añadiendo un motor eléctrico para ello.

No se sabe cuándo estará listo para su comercialización y venta. Y es que la compañía aún no ha fijado un precio de venta para su gigante creación. Según indican, Antimon podrá ser comprado siempre que las razones de uso del comprador interesado coincidan con los criterios de Letvision. Nada de utilizar esta criatura metálica para destruir y hacer el mal, como sucede en algunas de estas películas…

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...