La isla mediterránea quiere una movilidad 100% eléctrica para cuidar, de este modo, sus playas y enclaves naturales evitando la polución en el aire. Y quiere ser, además, pionera de la movilidad limpia en Europa. Para ello, el Gobierno Balear alcanzó un acuerdo con la firma Citroën para fomentar los vehículos enchufables y reducir el uso de los coches de combustión. Lo que se pretende es sustituir los 15.000 coches que hay en la isla por los eléctricos. 

El plan también incluye incentivos para la compra de los coches eléctricos, un gran despliegue de puntos de recarga para los mismos y restricciones de circulación de los modelos antiguos y contaminantes. El modelo escogido para comenzar a llevar a cabo este plan ha sido el Citroën e-Mehari.

 

Quieren comenzar a impulsar esta idea de movilidad en el presente 2017, pero de momento no se han establecido fechas definitivas para lograr el ambicioso proyecto que se han propuesto, aunque esperan que vecinos y turistas se conciencien y cuiden a la isla.

Durante el acto de presentación, la francesa Citroën hizo entrega en forma de cesión gratuita de seis Citroën e-Mehari, que los mandatarios baleares incorporaron a la flota del Consell Insular como vehículo institucional en las áreas de Movilidad y Turismo y para servicios de protección medioambiental

Algunas personas ven como inconveniente el elevado gasto que suponen en la factura de la luz. Pero no pasa nada, en el plan lo tienen todo previsto porque Formentera ya cuenta con 12 puntos de recarga públicos repartidos a lo largo de la isla, con capacidad para 32 vehículos eléctricos.

Asimismo, se espera que los establecimientos hoteleros se unan instalando puntos de recarga con los que, además, podrán beneficiarse de desgravaciones fiscales para afrontar los gastos de estas instalaciones. Otra expectativa del plan va ligada a las empresas dedicadas al renting de vehículos, de las que esperan que también se sumen al proyecto.

 

El "hippie" se reinventa en una versión más ecológica y sostenible

El clásico Mehari se remonta al año 1968, año en que comenzó a fabricarse. Estuvo en el mercado dos décadas, durante las que Citroën consiguió vender casi 150.000 vehículos de este modelo: un descapotable de cuatro plazas con una apariencia más bien robusta. 

Su historia siempre se ha ligado a las playas e islas y a la vida “hippie”. Es por ello que su versión eléctrica, el e-Mehari, ha sido la elegida para comenzar esta revolución ecológica y sostenible. 

El nuevo Mehari sigue conservando sus cuatro plazas en su misma estructura aunque cambia algo en diseño: menos recto y robusto, más curvado y moderno. La gama de colores ahora es más amplia y los tonos mucho más alegres y desenfadados. Cuenta con otra modernidad más: la conexión Bluetooth para el teléfono. 

Todo ello, por supuesto, con un motor de propulsión eléctrica que garantiza cero emisiones. La batería se recarga completamente en 8 horas en una toma de corriente de 16 amperios. En tomas domésticas de 10 amperios tarda algo más: 13 horas. Alcanza una velocidad máxima de 110km./h., aunque a una velocidad más suave todos los ocupantes viajarán más cómodos.

La batería tiene 50 Kw de potencia máxima (equivalente a unos 60 CV) y proporciona una autonomía de 200 kilómetros. Teniendo en cuenta que la principal carretera de la isla, la PM-820 cuenta con una longitud de 20 kilómetros, con el e-Mehari se puede recorrer y disfrutar de los encantos de la isla respetándola. ¿Precio? 25.000 euros antes de ayudas, pero con la batería en alquiler.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...