Cualquier trayecto en coche con los pequeños de la casa puede convertirse en toda una odisea: para ir a la guardería o al colegio, al supermercado, de vacaciones… A la hora de viajar con ellos en nuestro vehículo nos surgen muchas dudas. ¿Qué sillita infantil es la mejor para llevar a mi hijo en el coche? ¿A partir de qué edad o peso hay que cambiarla por una nueva? ¿En qué asientos hay que ponerla: en los traseros o en el delantero? ¿En qué posición? ¿Cuál es la mejor marca?

 

Dejemos las prisas y el estrés a un lado y dediquemos un momento a repasar cuáles son las mejores sillitas de bebé para el coche y así cerciorarnos de su seguridad. Y es que, según un estudio, el 37% de los niños que mueren en accidentes de tráfico no iba sentado en ninguna silla homologada. Por ello es muy importante escoger la que mejor se adecúe a su estatura y a su peso. Así evitaremos daños mayores en caso de sufrir un accidente… y una multa de 200 euros además de la retirada de 3 puntos del carnet de conducir.

Echemos un vistazo primero a las leyes de tráfico, que dictan que desde el pasado 1 de octubre de 2015 los bebés y niños no pueden viajar en el asiento del copiloto, aunque vayan sentados en su silla en sentido contrario a la marcha, si bien se considera que esta es la forma más segura de llevar al bebé en el coche. Pero hay excepciones: si viajas en un biplaza o los tres asientos traseros están ocupados, el niño podrá ir en el asiento delantero.

La clave está en el peso del niño

Si tenemos en cuenta el peso del niño, hasta los 15 kilos debe ir en una silla del grupo 1. A partir de ese peso ya pasaría a una silla del grupo 2-3, aunque este cambio se puede alargar un poquito, pues las sillas del grupo 1 son seguras hasta los 18 kilos, por lo que hay un margen de 3 kilos (y algunos meses) más. 

¿Qué diferencia hay entre estos dos grupos? La sujeción. En la primera silla, el bebé está sujeto con un arnés de cinco puntos de anclaje. En la segunda, con el cinturón de seguridad del coche (que consta de sólo tres puntos). Pasados los 18 kilos el arnés no puede retener más peso por lo que podría romperse en caso de accidente, pero si la estatura del bebé es menor, el cinturón de seguridad no sería nada efectivo ya que puede “colarse” por debajo, además de hacerle daño en la cara y el cuello ya que no queda a la altura correcta (en el hombro).

Antes de comprar la silla no sólo hay que tener en cuenta el peso y la estatura del bebé: hay que pensar que los niños crecen, por lo que deberá ajustarse a su crecimiento para que viaje más seguro y cómodo. También debemos fijarnos en las características del vehículo en que se va a colocar y en el sistema de anclaje del mismo (cinturones, ISOFIX…). Otra característica igual de importante constituye la protección lateral (acolchadas para mayor seguridad y comodidad de la misma).

Tras esto, lo más recomendable es que un vendedor especializado nos asesore bien antes de decidirnos. En el momento de la compra hay que fijarse en que la silla esté homologada: debe llevar una etiqueta naranja en la parte posterior que indique la norma de referencia. Hay que exigir en la tienda la última norma de homologación, la más exigente. Las más actuales son la i-Size R-129 o la ECE 44/04.

Las sillas infantiles más seguras

El informe del RACE 2016 destaca estas cinco sillas infantiles del grupo 2-3 como las más seguras del mercado:

Britax Römer Kidfix II SICT

Incorpora un cuarto punto de anclaje del cinturón de seguridad que se coloca entre las piernas del niño consiguiendo reducir la presión en el abdomen en caso de accidente y favorece su retención evitando que el cuerpo se deslice hacia adelante.

Joei Duallo

El respaldo cuenta con 10 posiciones que se adaptan al crecimiento del niño y el reposacabezas está reforzado. También se regula en profundidad y los ISOFIX se regulan hasta en nueve posiciones.

Maxi Cosi Rodifix Airprotect

También cuenta con un acolchamiento lateral extra.

Britax Römer Discovery

Destacan sus laterales con acolchado grueso y suave para una mayor protección, el asiento de seguridad ISOFIT un 30% más ligero y la guía superior para el cinturón ajustable en altura.

Bebe Confort Rodifix Airprotect

Sencilla de instalar y con una protección lateral extra que concede su sistema Airprotect equipado con dos cojines similares a los airbags del coche.

 

 

 

 

 

 

Comentarios  

0 #2 ligron 31-03-2017 12:13
El artículo está muy bien a nivel informativo si no fuese porque se habla de sistemas de retención infantil (SRI) en lugar de sistemas de seguridad infantil (sillas acontramarcha)
No existe la seguridad si no es a contramarcha.
Citar
-1 #1 GestFuturo 30-03-2017 09:07
Soy de la opinión del que compra un coche, no mira por los precios de los accesorios (equipo de sonido, pintura, techo....) y escatima en el de los SRI (sistemas de retención infantil) es un mal padre/madre. Y que decir de una infanta de España saliendo del hospital en su coche llevando al bebé en brazos...



Cuenta oficial de GestFuturo, el software para taller mecánico
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...