Para la mayoría de nosotros nuestro coche no es un objeto más. A la fuerte inversión que supone la adquisición de un vehículo se une el poder emocional que este desprende. Para muchos, la conducción es una parte esencial de nuestra vida, tratando así de mantener nuestro vehículo en las mejores condiciones posibles.

Para lograr un buen resultado es necesario que cada pieza funcione de una manera óptima, objetivo que se logra tanto con revisiones periódicas como con un buen estilo de conducción. La parte más importante de todo coche se esconde sin embargo debajo del capó. El motor es el alma y corazón que empuja y mueve al conjunto y es necesario tomarle la consideración que merece y dedicarle un cuidado especial. Talleres como Castrol Carama se toman este cometido muy en serio, brindándonos los mejores servicios y los mejores técnicos. 

Sin embargo, se necesita a su vez de un cuidado activo por parte del conductor. La revisión periódica de bujías y cables así como de filtros y de goteras nos ahorrará mucho tiempo en posibles averías. A pesar de ello, la realidad es que no todos disponemos de los conocimientos técnicos necesarios para llevar este tipo te revisiones, por lo que es recomendable revisar nuestro automóvil en alguno de los diferentes talleres de coche de nuestra localidad.

Un diagnostico a tiempo facilita enormemente la resolución de la avería, pudiéndonos ahorrar una buena cantidad de dinero. Pero no todo queda en el mundo de la mecánica. Una conducción suave mejora notablemente el rendimiento de nuestro motor. Acelerones y frenadas no son buenos amigos si queremos mantener nuestro vehículo en unas condiciones óptimas el máximo tiempo posible. 

La elección del combustible es otra variable de importancia, siendo el uso de carburantes baratos un riesgo a medio y largo plazo para muchos de los componentes de nuestro coche. Tampoco hemos de apurar demasiado el momento en el que recarguemos nuestro tanque, pudiendo provocar esta práctica que se vayan acumulando sedimentos en los fondos de nuestro depósito. 

Cuidar nuestro coche, como se ve, es una cuestión de constancia y sentido común, que llevada de una manera apropiada alargara significativamente la vida útil de nuestro coche y nuestro disfrute al volante.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...