Hace algún tiempo, escribimos varios artículos distintos sobre “Formas de fidelizar a nuestros clientes”, “Claves para tener el taller limpio”, “Consejos para montar un taller mecánico” y “Herramientas del buen mecánico”, como podréis comprobar son artículos enfocados a mejorar nuestro taller, nuestra forma de trabajar y la atención al cliente que ofrecemos.

Estos artículos tuvieron muy buena repercusión, por ello, hemos decidido escribir otro artículo para que sigáis mejorando vuestro negocio. Hoy os traemos otro artículo para mejorar no sólo los procesos de trabajo, sino también el trabajo en equipo dentro del propio taller.

Normalmente un negocio, y más aún un taller de mecánica, está formado por varias personas. En ocasiones cada una está especializada en un aspecto determinado del sector, en otras ocasiones, todos o casi todos los miembros del equipo son polivalentes, es decir, al igual arreglan un fallo mecánico que uno eléctrico o de chapa y pintura. Esto mismo ya depende del responsable del negocio, ya que cada persona es un mundo, y unos prefieren que todos sepan de todo y otros, que cada persona esté especializada en algo concreto.

Dejando este último punto de lado, un equipo se realiza para aunar fuerzas y potenciar la eficacia de (en este caso) el taller de mecánica, pudiendo disminuir los tiempos de acción y aumentando la eficacia de los resultados.

Para generar un buen equipo de trabajo y que haya un buen “feedback” entre los miembros del equipo se debe de tener muy en cuenta:

-    Diálogos abiertos: no se debe de impedir la libertad de palabra, es decir, cuando un miembro del equipo tenga algo que decir o aportar una idea determinada, lo mínimo que se puede hacer es escucharlo. Luego ya se decide si darle una respuesta afirmativa o negativa, pero debe de haber buena comunicación y libre opinión. Pongamos un ejemplo, se está analizando los fallos mecánicos de un vehículo, pero a pesar de ello no se sabe dónde está el fallo, es en este punto cuando los miembros del equipo se deben de reunir y comentar libremente lo que piensa cada uno, lo que viene siendo una tormenta de ideas, a partir de la cual se puede encontrar el fallo real o una posible solución al mismo.
Tener en cuenta que todo se arregla con las palabras y con un buenas formas, así que ante todo, mantener la calma, saber escuchar y abrir un poco la mente.



-    Selección de personal cualificado: este punto no quiere decir que todos los miembros del equipo tienen que tener estudios, actualmente eso es algo secundario, hay mucha gente sin estudios y muy bien formados, ya sea por cuenta propia o porque desde muy jóvenes están trabajando en un taller de mecánica y ha aprendido a base de experiencia. Por ello, cuando vayamos a seleccionar al personal debemos de estar atentos a que está cualificado, sabe de lo que habla, sabe lo que está haciendo, tiene interés y conocimientos en el sector de la mecánica, y, sobre todo, que los componentes del equipo se complementan los unos con los otros.



-    Líder eficaz: como cualquier equipo de trabajo siempre hay un líder. Esta figura de líder debe de sacar lo mejor de cada individuo y del propio equipo en su conjunto, debe de generar un buen ambiente entre todos los componentes del mismo y motivar en todo momento a su equipo por el trabajo bien hecho y apoyarlos en los momentos más difíciles. No sirve de nada gritar cuando algo se hace mal, porque eso lo único que hace es frustrar a la persona responsable de dicha reparación, sino lo que se debe de hacer es apoyarlo, ponerse a su lado y entre los dos intentar arreglar el fallo, así se genera empatía y confianza el uno en el otro.



-    Visión y compromiso común: como decían los 3 mosqueteros, todos para uno y uno para todos. Esta frase debe de tenerse en cuenta siempre en cuenta en un equipo de trabajo. Todo el equipo forma una sola persona y una sola persona tiene el apoyo de todo el equipo. Esto mismo aplicándolo a la visión y compromiso empresarial se puede definir como que todo el equipo debe de compartir un mismo interés, es decir, un trabajo bien hecho con unos resultados óptimos, muy buena atención al cliente y sobre todo confianza los unos en los otros. El apoyo entre las personas que forman el equipo debe de ser primordial ya que si no se puede tender al fracaso o al miedo.
Dentro de este punto también es conveniente que dicha visión e intereses comunes para mejorar el taller se plasme en una hoja o se realice un poster y esté en todo momento visible, por si algún componente del equipo no está en sus mejores momentos, al mirar dicho poster, recuerde que no está solo y hay un gran equipo que lo va a apoyar.



-    Objetivos y roles individuales: si cada miembro del equipo sabe hacer muy bien una tarea determinada se le debe de asignar dicha tarea a ese individuo por varias razones, la primera porque el trabajo saldrá perfecto y bien hecho, y el segundo porque se sentirá realizado y esto es algo muy bueno tanto para la persona como para el equipo. Igualmente, y como hemos dicho anteriormente, si es necesario la ayuda de otra persona para realizar una tarea en concreto, siempre se tiene que estar abierto a aceptar ayuda de otros componentes. 2 mentes ayudan más que una sola.
Por otro lado, los objetivos comunes deben de ser reales, y si es posible, no demasiados ambiciosos, ya que en caso de que un individuo se frustre va a perjudicar al equipo al completo.



-    Motivación, motivación y motivación: los éxitos y fracasos de un individuo son el éxito o el fracaso del equipo. Es muy importante generar una buena comunicación los unos con los otros, buenos modales, educación y sobre todo motivación por el trabajo bien hecho. Recuérdale a tu equipo, cuando haga un trabajo bien hecho que lo ha realizo con éxito, que es bueno en su trabajo y que estás satisfecho con él. Por experiencia, esto vale más que el sueldo. No siempre se escucha “palabras bonitas” hacia una persona, por ello, cuando se escucha, es cuando sube la adrenalina y el propio individuo se crece mejorando su trabajo hasta puntos insospechados.



-    Festeja todos los éxitos: si un trabajo en concreto requiere la ayuda de gran parte o de todo el equipo, y al finalizar dicho trabajo todo sale correctamente, se debe de celebrar dicho éxito de forma grupal. Esto puede parecer una “americanada”, pero realmente es muy beneficioso para el equipo. Aplaudir, ir a tomar algo, a cenar, desayunar todos juntos, da lo mismo como se haga, pero recuerda, siempre se debe de celebrar el trabajo bien hecho. ¡Todos sois una piña!



Comentarios  

0 #3 horacioenieva 27-09-2016 18:52
muy bueno y acertado !!
Citar
+2 #2 Sergi S. 21-09-2016 09:21
En la gestión de un taller o cualquier otro tipo de negocio, las habilidades del líder son esenciales para el éxito de su empresa.
No puedo estar más de acuerdo con lo expuesto, pero por desgracia (y lo veo a diario) en España abunda más el "empresaurio" que el profesional de la gestión de equipos.

GestFuturo, el programa de gestión para taller mecánico
Citar
-1 #1 germanreinalondoño 21-09-2016 04:31
como megustan estas frases de enseñansa y que todos podamos compartir ideas .y mequstara aserles preguntas a uds cuando mesiento un poco varado si se puede ono
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...