Hace casi un mes, exactamente el día 27 de julio, publicamos un artículo titulado “Repara tu vehículo sin ser mecánico”. Dicho artículo estaba enfocado para todos aquellos manitas o personas que se quieren ahorrar un dinero en alguna reparación.

 

Hoy, para cambiar un poco dicha filosofía, vamos a comentar porque debemos de llevar nuestro vehículo a un taller mecánico de confianza. Este artículo, a diferencia del anterior, está enfocado a aquellas personas que no tienen conocimientos de mecánica ni son manitas, y como es normal, prefieren llevar su vehículo a un profesional, que intentar arreglar él mismo la avería, ya que puede llegar a ser peor el “remedio que la enfermedad”.

1)    Maquinaria y herramientas adecuadas.

Una de las grandes ventajas de llevar nuestro vehículo a un taller, es que nos ahorramos mucho dinero en herramientas, y más si adquirimos cierta herramienta para arreglar una sola avería. Si eres manitas, y te sacas un sobresueldo haciendo reparaciones por tu cuenta, está genial adquirir ciertas herramientas que posteriormente le vamos a dar mucho uso, pero si solamente vamos a arreglar un fallo o problema de nuestro coche, es preferible que lo llevemos a un profesional de la automoción.

Por norma general, cualquier taller mecánico dispone de todas las herramientas necesarias para arreglar cualquier tipo de desperfecto, aunque esto depende de la especialización de dicho taller. A pesar de ello, existe herramientas comunes sea cual sea la especialización, como alicates, mazas, llaves (inglesas y regulables), destornilladores o elevadores. (Si quieres saber cuáles son las herramientas esenciales recomendamos leer el artículo de “Las herramientas del buen mecánico")

Recuerda, arreglar una avería sin la ayuda de las herramientas adecuadas puede llegar a suponer que alguna pieza no quede fijada como debería o que dicho proceso no garantice una gran seguridad.

 

2)    Conocimientos profesionales.

Si una persona trabaja en un taller de mecánica es porque tiene una amplia variedad de conocimientos de la materia. Por el contrario, si se piensa realizar un arreglo por cuenta propia, es posible que no se dispongan de los conocimientos necesarios y nos toque aprender ciertas cosas en el último momento. Esto mismo puede ocasionar graves problemas, tanto para el vehículo como para la seguridad del conductor.

Por ello, otra de las ventajas de llevar nuestro vehículo a un taller mecánico es que nos cercioramos en todo momento de que sea quien sea el que vaya a reparar nuestro coche, sabe lo que está haciendo.



3)    Garantía.

Si realizamos nosotros mismos la reparación, y no sale correctamente, simplemente nos toca fastidiarnos, por el contrario, si llevamos nuestro vehículo a un taller, y al poco tiempo se vuelve a averiar alguna de las partes que hace poco han arreglado, la garantía del taller nos lo volverá a reparar de forma totalmente gratuita. Esto mismo es un plus muy grande, sobre todo cuando apenas tenemos conocimientos de mecánica.



4)    Productos de calidad.

La mayoría de talleres de mecánica disponen de una amplia variedad de productos de calidad, ya sean las propias herramientas que utilizan para reparar errores o averías, pasando por las propias piezas del vehículo. En caso de no disponer de las piezas necesarias, todos los talleres disponen de proveedores de piezas de distintas marcas, asegurando una cierta calidad y eficiencia para la reparación.

Por otro lado, no sólo disponen de proveedores de piezas totalmente nuevas a estrenar, sino que también suelen trabajar conjuntamente con distintos desguaces, ofreciendo así una garantía al cliente de que, en caso de adquirir una pieza de segunda mano, cumple con la normativa de seguridad y unos parámetros de calidad.



5)    Comodidad.

En caso de llevar nuestro vehículo a un taller, ahorramos en coste de herramientas, en tiempo y, sobre todo, en esfuerzo de reparar nuestro vehículo nosotros mismos.

Actualmente, muchos de los talleres existentes se están empezando a meter en el mundo de las nuevas tecnologías, como son internet y las redes sociales, llegando a tener su propia página web. Una de las grandes ventajas que puede tener un taller mecánico al disponer de web es que pueden ofrecer un presupuesto antes de realizar una reparación, o pueden pedir una cita previa sin moverse de casa. Gracias a ello se le facilitan mucho las cosas al cliente.

Comentarios  

0 #2 mario diaz b. 25-08-2016 23:18
Yo pienso que pastelero a tus pasteles,lo que deberíamos tener es un taller de confianza con gente honesta donde tengamos la suficiencia ser tesa que no te ban a cuentear.
Citar
0 #1 GestFuturo Talleres 25-08-2016 09:13
Hay que recalcar el tema de la seguridad. El levantar un vehículo con elementos no adecuados o trabajar con ropa holgada cerca de elementos móviles sin un acompañante que pueda actuar el caso de problema , son solo dos ejemplos de los riesgos a los que se enfrenta el mecánico aficionado. El taller profesional esta obligado a tener una prevención de riesgos laborales y sabe como atajarlos.

GestFuturo, el programa de gestión para taller mecánico
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...