Muchos somos los que tenemos un coche de más de 10 años, y ya sea por dinero, por ganas o por tiempo, no hemos reparado o directamente no tenemos aire acondicionado en el coche. Esto en invierno da lo mismo, pero en verano es una faena.
Imagínate que quieres irte de vacaciones a un sitio que está a 600 km de distancia, y tienes que irte en tu coche que no tiene aire acondicionado. Evidentemente, no hay más opción que ir con las ventanillas bajadas, pero esto supone un aumento de consumo de combustible, disminución de aerodinámica, y encima ese “zumbido” constante durante 5 horas de viaje.

 

Por ello, y para todos aquellos que tienen un auto antiguo con el aire acondicionado roto o no tienen aire acondicionado en el coche, hoy os vamos a dar algunas claves para viajar pasando el menos calor posible en largos trayectos sin aire.

1)    Antes de nada, os vamos a dar un truco para que refrigeréis el coche en verano antes de montaros, es muy simple y sencillo. Lo único que tenéis que hacer es abrir la puerta del piloto, bajar la ventanilla, y repetir abrir y cerrar la puerta 5 veces. De esta manera haréis que circule el aire caliente que está dentro del coche y al abrir la puerta en cada una de las 5 veces, dicho aire será expulsado al exterior. De esta manera todo el aire caliente del coche saldrá afuera, haciendo, incluso, que disminuya la temperatura hasta en 8 grados.



2)    Una vez tenemos ya el coche libre de calor (o al menos de parte de él), otro buen truco es colocar trapos húmedos justo en las tomas de aire del coche. De esta manera, al enchufar el aire, la temperatura del aire que saldrá es la fuera, es decir, caliente, pero al haber un trapo húmedo justo en la salida, dicho aire se enfriará, ayudándonos a refrigerar el habitáculo del vehículo.
Recuerda que en caso de utilizar esta técnica debes de estar acompañado, ya que lo más normal, es que lleves más de un trapo (se suelen secar rápidamente), y es el copiloto quien debe ir cambiándolos.

3)    Otra opción bastante casera es conducir con el pelo mojado. A medida que la humedad se evapore de tu cabello, tu cabeza se enfriará, reduciendo así la temperatura general de tu cuerpo.



4)    Algo que también sirve es usar bolsas de hielo impermeables. Al colocar una en cada tapete del suelo del coche, hará que el habitáculo se enfríe rápidamente, pudiendo viajar cómodamente (al menos durante varios kilómetros)
5)    Una de las mejores opciones es la siguiente. Cuando vayamos a realizar un viaje relativamente largo, es muy conveniente, en primer lugar, planificarlo y en segundo lugar conducir justo cuando hace más fresco. Normalmente es en la madrugada, de esta manera, el coche sufrirá mucho menos que en las horas de más calor, y podremos ir con las tomas de aire abiertas disfrutando del fresco de fuera.



6)    Si tu país de residencia permite instalar ventiladores dentro del coche, esta podría ser otra opción. Dudo que te quite el calor, pero al menos hará que circule el aire dentro del habitáculo del coche, haciendo que la sensación de calor disminuya.



7)    Usar ropa adecuada, es decir, primero no utilices ropa negra, ya que el color negro absorbe el calor, y segundo, usa ropa cómoda y fresca, como camisetas, pantalones cortos y zapatillas. Nunca usar chanclas ni ir descalzo, ya que hace mucho más difícil la conducción y aumenta las probabilidades de accidente.



8)    Por último, la típica recomendación y lo más normal que hagamos sea bajar las ventanillas. Es la opción más rápida. Es cierto que aumenta el consumo de combustible, disminuye la aerodinámica y hace un ruido molesto, pero si no disponemos de ninguna de las otras opciones, siempre nos quedará bajar la ventanilla. Así, al menos, el aire de dentro del vehículo no parará de circular y disminuirá el calor del habitáculo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...