Esquema gráfico de la nueva patente de Google


Estos de Google tienen ideas geniales, pero en algunas ocasiones son muy bizarras. No digo que una idea bizarra no sea genial, puede serlo, y probablemente lo sea si viene por parte de Google, pero desde luego la última “solución” que han tenido para los atropellos de peatones es para echarse las manos a la cabeza.

Su “grandísima” solución ha sido, nada más y nada menos que aplicar una capa adhesiva al capó del coche para atrapar a los peatones, sí, habéis leído correctamente, pegar a los peatones atropellados al capó como si de un mosquito se tratara.

Puntos claves de la nueva patente de Google

En un principio la idea, como he dicho anteriormente, es bastante bizarra, pero si nos ponemos a analizarla detenidamente, puede llegar a tener su lógica.

La patente (porque ya lo han patentado) describe el uso de un fuerte adhesivo que se coloca en el capó de los coches. Gracias a ello, es posible mitigar los daños que podrían ocasionar en caso de un impacto frontal contra una persona, ciclista e incluso animales. Con esto, se evita el ser lanzado al viandante hacia arriba, enfrente o los lados, disminuyendo de esta manera el daño ocasionado.

Pensar por un momento en un accidente ocasionado a un peatón con el coche. Existen muchas variables cuando una persona es golpeada, desde que ruede por el suelo, hasta que salga disparada hacia enfrente, pasar por encima del propio vehículo o incluso atravesar el cristal frontal del coche. Al existir tantas variables, es muy probable que en caso de accidente sus consecuencias sean graves, por ello, los chicos de Google han estado pensando durante mucho tiempo como poder proteger al viandante ante cualquier tipo de situación en caso de accidente. Finalmente han llegado a la conclusión que una de las mejores opciones es aplicar una capa adhesiva al capo del coche, de manera que, en caso de accidente, el peatón se quede directamente pegado al capo, disminuyendo considerablemente el resto de variables.

Esquema de representación de como funcionaría la nueva patente de Google

Según la patente, el material adhesivo estaría formado por un recubrimiento para evitar que se peguen insectos o basura, además está pensado para que su efectividad sea desde el minuto 1, es decir, de forma automática e inmediata cuando esté en contacto con el peatón.

Igualmente, y como siempre hay que recordar, no por tener una patente significa que la vayan a sacar al mercado, pero por algo se empieza. Quién sabe si en un futuro esta patente puede ser la base de un gran descubrimiento para salvar vidas ante ciertos atropellos, o realmente sea algo que un futuro no muy lejano empiecen a aplicar grandes fabricantes de vehículos a sus coches o los propios coches autónomos de Google.

Coche autónomo de Google

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...