Cuando nos sacamos el carnet de conducir, el profesor de la autoescuela nos enseña una serie de pasos a seguir siempre que nos montemos en cualquier coche. Algunos de estos pasos son pisar el embrague antes de arrancar el coche, ajustar el asiento en altura y distancia con los pedales, en poner correctamente los espejos retrovisores externos y el interno y ajustar el reposacabezas dependiendo de nuestra altura.

Todos estos pasos están muy bien aprenderlos, pero mejor está llevarlos a la práctica, y más con el paso del tiempo, que solemos olvidarnos y nos acostumbramos a como lo pusimos la primera vez.
Es muy recomendable, cada cierto tiempo, comprobar que tanto los retrovisores, como el asiento y los reposacabezas están en su posición correcta, ya que en caso de accidente puede que nos salven la vida… o no… Por ello, hoy vamos a hablar sobre la posición correcta de los reposacabezas.

En primer lugar, hay que decir que el reposacabezas tiene como objetivo principal controlar el desplazamiento de la cabeza del ocupante del asiento en relación al tronco, de manera que en caso de accidente se reduzca al máximo la gravedad de la lesión en las vértebras que forman el cuello. Su efectividad se da sobre todo en impactos a escasa velocidad o en choques frontales.

En algunas ocasiones, las peores lesiones vienen dadas a partir de la colisión en la parte trasera de la cabeza, también llamado latigazo vertical, el cual puede aparecer en el momento del impacto, e incluso días o semanas después.

Como podréis ver, es muy importante la posición y ajuste del reposacabezas, pero la pregunta que surge ahora es ¿y cuál es la posición y el ajuste correcto?


Altura del reposacabezas.

La posición correcta del reposacabezas debe estar situada en línea horizontal con la parte superior de la cabeza. Una vez esté situada en su posición óptima, no olvidar que debe de estar fija, así que activa el seguro para que no se mueva.
También es importante recordar que no se debe de conducir con la cabeza apoyada en él, ya que no es un elemento de confort, sino de seguridad.


Ajustar el asiento.

El espacio entre la cabeza y el reposacabezas debe de ser el mínimo. Debemos de basarnos en eso para saber a qué distancia tenemos que posicionar el asiento. Hay que tener en cuenta la distancia de los pedales o la posición de los brazos en el volante, pero no basarnos en ello.
Otro aspecto importante es el grado de inclinación del asiento, que no debe de superar los 25 grados.


Posición vertical.

Nuestro cuerpo tiene que tener en todo momento una posición vertical, es decir, no es correcto ni estar apoyado en el reposacabezas ni tampoco muy distanciado de él. Tampoco hay que ir conduciendo como si estuviéramos haciendo un esfuerzo, sino que la postura debe de ser relajada, mirada al frente y con una posición vertical, como hemos dicho anteriormente.

Y saliendo de como posicionarnos dentro del coche correctamente, otro aspecto de seguridad y uno de los más importantes, usar el cinturón. Siempre se debe de tener puesto, desde el primer momento en el que entramos en el coche, porque desde luego, en caso de accidente, si un elemento nos puede salvar la vida, probablemente sea el cinturón de seguridad.

Pasos a seguir para el correcto posicionamiento dentro de un vehículo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...