El interés por el hidrógeno en la industria de la automoción ha cobrado fuerza en los últimos meses. Prueba de ello es este extraño prototipo presentado por la empresa franco-marroquí NamX Hydrogen en el Salón del Automóvil de París. Se llama NamX HUV y es un SUV diseñado por Pininfarina que utiliza cápsulas de hidrógeno intercambiables para optimizar el kilometraje.

El kilometraje es uno de los problemas de los llamados vehículos sostenibles. Mientras que los vehículos eléctricos ofrecen una autonomía cada vez mayor, el potencial de los vehículos impulsados por hidrógeno sigue siendo limitado, pero NamX Hydrogen ha propuesto una idea: utilizar un tipo de botella de hidrógeno intercambiable para aumentar la autonomía.

Prototipo NamX HUV: un SUV con cápsulas de hidrógeno intercambiables

Diseñado por Pininfarina, el NamX HUV es un prototipo de SUV de pila de combustible que utiliza un sistema de almacenamiento dual de hidrógeno. Cuenta con un depósito interno de hidrógeno, que según la empresa tarda menos de cuatro minutos en llenarse, y seis cápsulas intercambiables que se colocan en la parte trasera del vehículo para proporcionar combustible adicional y así aumentar la autonomía.

NamX calcula que, con este método, la autonomía del vehículo podría alcanzar los 800 km, y las cápsulas de hidrógeno pueden recargarse en estaciones de hidrógeno, comprarse recargadas en algunas tiendas o entregarse en el domicilio de los propietarios a través de un servicio de suscripción.

Un sistema demasiado sofisticado

La idea de la empresa franco-marroquí es fabricar dos versiones del NamX HUV, una con tracción trasera y 300 CV y otra con dos motores que impulsen ambos ejes, con 550 CV. Esta versión más potente podrá acelerar de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h.

Lo que NamX no ha explicado es la autonomía que tendrá el SUV de hidrógeno si abandona las cápsulas rodantes, ni tampoco está claro si esta nueva tecnología es tan positiva como parece en un principio. Actualmente, la autonomía del Toyota Mirai impulsado por hidrógeno supera ampliamente los 600 km con un solo depósito de hidrógeno, y la complejidad del sistema de cápsulas podría aumentar el coste del vehículo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar