Puede que el drifting no sea la forma más rápida o eficiente de conducir un coche en una pista, pero es la más espectacular y la más divertida. ¿Quieres aprender a derrapar un coche? Aquí están todos los consejos...

En España, y también en Europa, si se pregunta por el drift, se escuchan respuestas muy variadas. En Estados Unidos y Japón despierta pasiones. Pero entonces, ¿qué es el drifting? Básicamente, el drifting es un tipo de conducción que consiste en conducir tu coche derrapando durante el mayor tiempo posible.

Eso es lo que voy a tratar de explicar. Sé que lo primero que nos viene a la cabeza cuando hablamos de drifting es el típico "Fittipaldi" conduciendo de lado su coche, con el freno de mano puesto, en un campo abierto, pero la realidad es diferente y está muy lejos de esa realidad. El drifting es una disciplina deportiva para la que existen competiciones y normas específicas.

¿Tienes curiosidad y quieres aprender a derrapar? Bueno, lo primero que tienes que elegir antes de empezar a derrapar es el coche. No todos los coches son adecuados. Lo más importante es que tenga tracción trasera y un buen sistema de autobloqueo. También debe tener una dirección de gran ángulo y un potente freno de mano (si es hidráulico, mejor). En cuanto al motor, apunta: caballos, muchos caballos; cuantos más caballos tengas, más podrás alargar los derrapes y los giros.

Empezar a hacer drifting

El coche. Una buena opción para dar los primeros pasos en el mundo del drifting, puede ser hacerse con un BMW M3 de 420 CV. No está mal, ¿verdad? Aunque esta unidad en particular tiene una transmisión automática DKG, y eso no es lo ideal. Mejor tener una caja de cambios manual.

Neumáticos. Este modo de conducción se los come literalmente. Así que para empezar, lo mejor es conseguir un par de juegos baratos de neumáticos para el eje trasero. Incluso puedes montar neumáticos de segunda mano: son más baratos pero, por supuesto, no durarán tanto.

Ruedas. Es mejor deshacerse de las ruedas más grandes. Obviamente esto es algo que no podrás cambiar si ya has comprado el coche, pero lo digo porque una llanta que gira demasiado cerca de la carretera corre el riesgo de rozar el suelo (los neumáticos también son más baratos en una llanta pequeña).

En este punto sólo hay que elegir una pista y tener mucha paciencia porque cuando se trata de "derrapar", las cosas no salen bien a la primera.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar