El invierno viene acompañado de falta de luz diurna, bajas temperaturas, lluvia, heladas e incluso nieve y hielo. Todo ello repercute en la conducción, y como responsables de nuestros coches debemos ser conscientes de todo lo que ello conlleva.

Qué tienen de especial los neumáticos de invierno

Los neumáticos de invierno están diseñados específicamente para su uso a temperaturas inferiores a 7°C, independientemente de que la carretera esté helada y/o nevada. Esta es la principal diferencia con las cadenas y las hace mucho más cómodas en cualquier circunstancia.

Pero, por supuesto, puede surgir la pregunta de si un neumático de invierno es de alguna manera comparable a las cadenas, tanto en términos de rendimiento como de legalidad. Cuando la DGT regula un nivel de carretera en rojo, es obligatorio circular con ellos.

Pues bien, la ley establece que los neumáticos de invierno homologados son equiparables a las cadenas para la nieve, por lo que el usuario puede circular por tramos "rojos" (nevados) de la misma manera o incluso mejor que con cadenas, ya que estos neumáticos permiten circular sin riesgo de daños o deformaciones causadas por los eslabones metálicos (aunque hay otros tipos de cadenas, por supuesto). Por lo tanto, los neumáticos de invierno son perfectamente válidos y no requieren que el conductor se detenga en el arcénpara colocar las cadenas.

Su construcción se basa en un dibujo de la banda de rodadura específico para condiciones invernales extremas y en materiales que se adaptan al frío y responden mucho mejor que los neumáticos de verano, que se endurecen por debajo de los 7 °C y pierden gran parte de su adherencia.

Ya sea en carreteras secas, mojadas, nevadas o heladas, la goma flexible de los neumáticos de invierno, junto con las bandas de rodadura profundas, proporciona un mejor agarre. Esto optimiza el manejo del vehículo y su comportamiento en la carretera y reduce las distancias de frenado.

Diferencias entre los neumáticos de invierno y los all-season

Los neumáticos para todas las estaciones están diseñados para responder adecuadamente a todo tipo de condiciones. A diferencia de un neumático de verano, es capaz de rendir bien en invierno. Y, a diferencia del caucho de invierno, soporta bien las altas temperaturas.

Sin embargo, no todos los neumáticos para todas las estaciones están homologados para sustituir a las cadenas (asegúrate de que llevan el distintivo M+S) y, si hay mucha nieve o hielo en la carretera, deberías montarlas para asegurarte de que puedes conducir con seguridad y evitar multas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar