El mantenimiento del cigüeñal en el motor de 4 tiempos se limita a cambiar el aceite y el filtro de aceite cada pocos kilómetros y a sustituir las juntas cuando se producen fugas.

Es bastante común en los choques a alta velocidad que el extremo del cigüeñal en el lado del motor que toca el suelo se doble o erosione. Cuando esto ocurre, el cigüeñal debe ser sustituido, por supuesto, ya que su reparación sería poco práctica.

El cigüeñal también puede doblarse cuando el cilindro se llena de agua (junta de culata mala) o de gasolina (válvula de admisión abierta y válvula de cubeta mala). En cualquiera de los casos, el cilindro se llena de líquido y, al no poder comprimirlo, se dobla en el cigüeñal o en la biela (aunque la biela también puede doblarse).

En el caso de los cojinetes, si la presión del aceite cae por cualquier motivo, la cuña hidrodinámica desaparece y los casquillos de material antifricción entran en contacto con las superficies endurecidas del cigüeñal. Lógicamente, los casquillos se dañan rápidamente y ya no hay la holgura necesaria entre el cojinete principal y los soportes de los cojinetes, por lo que restablecer la presión del aceite ya no será suficiente para remediar el fallo.

El proceso de reparación es común a todos los rodamientos. Cuando se produce este problema, es necesario parar el motor para evitar una cadena de fallos graves.

La cadena de lubricación está dispuesta en serie y después de los cojinetes del cigüeñal están los cojinetes de la cabeza de biela. Como la presión del aceite se pierde a través de los cojinetes de bancada desalineados, no llega suficiente presión a los cojinetes de las cabezas de biela y éstos tienen el mismo problema.

A medida que la cadena avanza las pérdidas aumentan y la situación se vuelve más crítica, en el caso de los árboles de levas se vuelve aún más extrema. Es práctica habitual que los fabricantes marquen los cárteres, cigüeñales y juntas homocinéticas con códigos alfa y numéricos que, siguiendo sus instrucciones, permiten determinar el color (que es lo mismo que decir el tamaño) de los casquillos necesarios para cada rodamiento a reparar.

El mismo caso de lubricación insuficiente, pero trasladado a los motores de dos tiempos, se produce cuando el aceite y la gasolina no se han mezclado previamente en las proporciones correctas, o cuando falla la bomba de lubricación independiente. En este tipo de motor, el fallo se manifestará en los cojinetes principales, el cojinete de la cabeza de la varilla y el cojinete del extremo de la varilla, así como en el agarre del pistón en el cilindro. En este caso los fallos son simultáneos y la causa es la misma para todos ellos. Los cojinetes fallan y el pistón se agarrota al desaparecer la película de aceite entre las superficies de contacto.

En este caso, no suele ser necesario sustituir todo el cigüeñal, sino sólo el gorrón y sus cojinetes, así como los cojinetes de bancada y todo el pistón. Cuando el cilindro está mecanizado, no puede ser rectificado y debe ser sustituido, pero en otros casos puede ser rectificado a medida. Hoy en día hay empresas que renuevan el mecanizado con nikosil, lo que permite reparar este tipo de cilindros.

Por lo general, la falta de lubricación también provoca un calentamiento excesivo de los extremos del cigüeñal, lo que hace que pierdan su rigidez. Si se observan irisaciones en los extremos de los cojinetes o en los soportes (el calentamiento se produce a veces por el giro del cojinete sobre su pista interior), hay que sospechar que el cigüeñal está debilitado y extremar las precauciones.

Otro fallo que se produce casi exclusivamente en los motores de dos tiempos es la desalineación del cigüeñal. Esto ocurre en los cigüeñales móviles cuando uno de los volantes gira con respecto al cigüeñal, haciendo que los ejes imaginarios que pasan por el centro de cada extremo se desalineen. Esto puede ocurrir al volver a montar un cigüeñal con un bolsillo usado, como resultado del agarrotamiento o fallo de los cojinetes principales, o simplemente en el uso.

En todos estos casos, el mantenimiento se basa en garantizar la cantidad y la calidad correctas del aceite.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar