La caja de cambios es una de las partes más importantes del coche y una de las más caras de reparar, por lo que es importante cumplir con los intervalos de mantenimiento. Por eso es importante respetar los intervalos de mantenimiento. ¿Qué es la valvulina o aceite de caja de cambios? A continuación, explicaremos en detalle el mantenimiento y los detalles del aceite de la caja de cambios.

Características del aceite de la caja de cambios

El aceite de la caja de cambios, también conocido como valvulina, es un aceite líquido de muy baja viscosidad que se encuentra en un pequeño depósito o cárter en la parte inferior del vehículo. Su función principal es ayudar a la lubricación de la caja de cambios y, a su vez, refrigerarla, ya que disminuye la temperatura al reducir la fricción.

¿Cuál es la diferencia entre el aceite de la caja de cambios y el aceite del motor?

La principal diferencia es que el aceite de motor protege y mantiene en buen estado los pistones, las juntas, etc. Por esta razón, el aceite no puede ser el mismo para estos dos componentes, ya que las impurezas de la caja de cambios pasarían al motor.

¿Cada cuánto se debe cambiar el aceite de la caja de cambios?

Por regla general, el aceite de la caja de cambios suele durar más que el del motor, aunque siempre depende de la antigüedad o el kilometraje especificado por el fabricante. Para los coches con caja de cambios automática, se recomienda cambiarla entre 40.000 y 60.000 km, y para los coches con caja de cambios manual, entre 80.000 y 100.000 km.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el paso del tiempo o la falta de uso pueden afectar a este fluido ya que pierde sus propiedades o, en algunos casos, caduca.

Problemas que se producen como consecuencia de la falta de mantenimiento

El principal problema puede ser que las piezas rocen y se desgasten antes de lo previsto o, lo que es peor, que los dientes de los engranajes de la caja de cambios empiecen a deformarse o queden inservibles. En este último caso, la avería podría ser más costosa, ya que el taller tendrá que abrir y desmontar completamente la caja de cambios, para luego sustituir las piezas correspondientes o montar directamente una nueva.

Cambiar periódicamente el aceite de la caja de cambios cuando sea necesario puede costar unos 100 euros, pero reparar o sustituir toda la caja de cambios costará varios miles de euros más.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar