Hasta hace unos años se utilizaban principalmente en el sector del ocio, los eventos y/o el lujo. Tomemos el ejemplo de la contratación de conductores de limusinas o coches de época para ocasiones especiales. Hasta entonces, un vehículo con chófer se alquilaba por un largo periodo de tiempo, y los servicios de alquiler de vehículos se reservaban con mucha antelación.

Con la llegada de empresas como Uber o Cabify, el modelo se transformó al implantarse como modelo de transporte público. Esto dio lugar a una concepción más amplia de lo que era el alquiler de vehículos con chófer. Un cambio significativo en el modelo que abarcaba otro tipo de necesidades y se dirigía a otros nichos de mercado. Esto provocó una competencia directa con el sector del taxi y un conflicto por la concesión y el uso de estas licencias.

Pero, ¿cuáles son las diferencias entre las licencias VTC y las licencias de taxi? A continuación los examinamos.

Principales diferencias entre los VTC y los taxis

En cuanto a las diferencias relacionadas con los pasajeros, encontramos que:

  • Con el VTC, el pasajero debe hacer una reserva con antelación, pero se puede hacer en tiempo real, y también debe negociar el precio a través de un servicio de prepago. A diferencia del taxi, aunque se puede llamar con antelación, también se puede recoger en la calle, y el servicio se paga una vez finalizado el viaje.
  • El viajero tiene que negociar el viaje a través de una plataforma específica: las aplicaciones de las empresas de VTC.
  • Los precios, aunque acordados de antemano, varían en función de diversos factores como la demanda, el día de la semana y la hora. Los precios del sector del taxi están regulados, por lo que son más estables.

Las diferencias que afectan al conductor son las siguientes:

  • Una persona puede adquirir tantas licencias VTC como quiera sin restricciones. A diferencia de los taxis, donde una persona no puede adquirir más de dos licencias. Hay que reconocer que es una gran diferencia.
  • El coste de las licencias difiere significativamente entre una licencia de VTC y una de taxi, lo que implica una importante restricción para adquirir una licencia de taxi.

La obtención de una licencia VTC no parece ser actualmente un proceso fácil, pero hay varias maneras de hacerlo. Tras el conflicto entre el sector del taxi y las VTC, no dejan de producirse cambios y nuevas regulaciones en cada una de las comunidades autónomas (que tienen competencias en la materia) tratando de encontrar una solución a este eterno conflicto.

El principal problema es la relación entre el número de licencias de taxi y de VTC, que está fijada en 30 taxis por cada licencia de VTC. Esta proporción no se ha cumplido y, por tanto, ha provocado la paralización de las concesiones de nuevas licencias VTC y la promoción de las licencias VTC usadas.

Licencias VTC nuevas y usadas

En la actualidad, el coste de las nuevas licencias de VTC ronda los 5.000 euros (lo que ha aumentado considerablemente en los últimos años).

En cuanto a las licencias de VTC de segunda mano, hace relativamente poco tiempo que son casi equivalentes a las licencias de taxi de pasajeros debido a su gran demanda. Pero, por supuesto, esto también depende en gran medida de las ciudades en localidades específicas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar