Si visitas un foro dedicado a los coches o incluso a un modelo especial de vehículo apreciado por los entusiastas, seguro que encontrarás largas discusiones sobre el aceite y los filtros de aceite. Como puedes imaginar, no hay un ganador absoluto en la discusión, ya que nadie "gana" las discusiones en Internet.

Aunque los filtros de aceite no parezcan tan diferentes desde el exterior, su interior es más importante de lo que puedas imaginar. La mayoría de los filtros de aceite se describen como hechos de papel, pero el material que contienen no es sólo papel normal, sino que incluye también otras fibras. La idea es filtrar los contaminantes del aceite durante el mayor tiempo posible sin restringir el flujo. Sin embargo, aún no se ha inventado el filtro perfecto.

Hay diferentes tamaños de contaminantes del aceite, algunos de ellos menores de 10 micras. Un glóbulo rojo mide sólo 8 micras y un glóbulo blanco 25 micras. Al mismo tiempo, el umbral de visibilidad a simple vista está limitado a unas 40 micras, como mínimo. Un cabello humano tiene 70 micras de diámetro, y no querrás algo tan grueso en el aceite de tu coche.

Como ya sabrás, existen en el mercado filtros de aceite con cartuchos fabricados con materiales como la fibra de vidrio, así como los que están hechos de acero. Estos últimos consisten en una malla dentro de la carcasa del filtro convencional y prometen proporcionar un mayor flujo para aplicaciones de alto rendimiento. Por supuesto, cada solución tiene inconvenientes, pero también beneficios potenciales. Los filtros de aceite metálicos se pueden reutilizar, ya que el cartucho es de acero inoxidable y se puede lavar.

Utilizar el aceite adecuado para tu coche, junto con su sustitución a intervalos regulares, teniendo en cuenta también la forma en que se ha conducido, es lo mejor que puedes hacer a largo plazo.

Si utilizas tu vehículo para conducir en la ciudad con frecuentes paradas y arranques, o si conduces con frecuencia en entornos con mucho polvo, sería prudente considerar el cambio de aceite, filtro de aceite y filtro de aire antes de lo recomendado por el fabricante. Lo mismo ocurre con los coches que se conducen en una pista, así como en otros escenarios de uso extremo.

En otra analogía, el aceite es la sangre de su motor. Si quieres que esta última rinda al máximo, no podrá hacerlo si la primera no está lo suficientemente limpia. Es tan sencillo como eso.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar