Muchas empresas dependen de las furgonetas para mantener sus operaciones en marcha, y puede que la tuya solo tenga una o toda una flota de vehículos. Si tu negocio está creciendo, ahora puede ser el momento de añadir otra furgoneta a tu flota o invertir en un vehículo por primera vez.

A la hora de elegir una furgoneta, hay muchas marcas y modelos entre los que elegir, pero la primera consideración es: ¿nueva o usada? Una furgoneta nueva puede parecer la primera opción lógica, pero son muchas las ventajas de elegir furgonetas de segunda mano. Usado no significa necesariamente que sea la segunda opción, así que si estás pensando en invertir en una furgoneta, te damos cuatro razones por las que es mejor elegir una furgoneta usada para tu negocio.

Precios más asequibles

La ventaja más evidente de elegir una furgoneta usada es el precio. Una furgoneta de segunda mano es mucho más asequible que un modelo nuevo, y no tienes que preocuparte por la depreciación. Además, con empresas como Flexicar, es posible entregar un vehículo como parte del pago.

Opciones de financiación flexibles

Al comprar una furgoneta de segunda mano, existen diversas opciones de financiación que te permiten distribuir los pagos para adaptarlos a tu presupuesto y a las necesidades de tu empresa. En Flexicar podrás elegir la cantidad de entrada inicial y el período total de los pagos.

Una amplia gama de marcas y modelos

Hay furgonetas de todas las formas y tamaños, y es importante elegir el modelo adecuado que se adapte a tus necesidades. Al comprar una furgoneta de segunda mano, tienes acceso a una amplia gama de marcas y modelos, y a precios más bajos. Puede que tengas un modelo favorito que esté descatalogado o que compres la versión del año pasado de tu marca y modelo favoritos si no puedes permitirte una furgoneta nueva. Piensa en la furgoneta que necesitas y seguro que la encuentras.

Calidad fiable

Una furgoneta usada no tiene por qué significar una calidad inferior, y muchos vehículos de segunda mano vienen con una garantía de seis meses de serie. Si compras una furgoneta en un concesionario de confianza puedes estar seguro de que las furgonetas pasan por controles exhaustivos antes de ponerse a la venta. Los concesionarios como Flexicar utilizan una lista de comprobación de 250 puntos para cada furgoneta usada antes de sacarla al mercado, por lo que puedes estar seguro de la calidad. Además te ofrecen certificado de kilometraje, la seguridad de que el vehículo no tiene daños estructurales ni cargas fiscales y te lo entregan completamente limpio.

¿Busca una furgoneta de alta calidad y fiabilidad que no le cueste mucho? Echa un vistazo a la gama de furgonetas usadas disponibles en Flexicar. Ofrecen una gama de vehículos usados asequibles con entrega en todo el país y una garantía de un año en todas las furgonetas.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar