Cuando vamos a comprar un nuevo coche para toda la familia, nos centramos mucho en los sistemas de seguridad para nosotros mismos, los ocupantes y el resto de usuarios de la vía. En esto pensaban los de Mazda cuando diseñaron el nuevo CX-5, un SUV inteligente que probablemente sea el más seguro que puedas encontrar en el mercado el próximo año.

Jinba Ittai

Mazda se ha inspirado en este concepto japonés, que se refiere a la conexión entre el hombre y la máquina, para partir en el diseño de este CX-5. La intención es que el conductor sienta la compenetración con el auto, siendo la seguridad uno de los pilares principales.

Seguridad i-Activsense, más que un sistema inteligente

Se trata de un compendio de tecnologías que funcionan en sintonía para aumentar la sensación de conexión y seguridad. Se encargan de evitar y prevenir accidentes antes de que lleguen a ocurrir, pero en caso de que la colisión sea inevitable, su deber es reducir la gravedad del mismo.

Seguridad de día, pero sobre todo de noche

Para mejorar la seguridad en condiciones de poca visibilidad, una buena iluminación es primordial. Para ello han equipado este Mazda CX-5 2022 con faros Smart Full LED adaptativos (ALH) que garantizan la visibilidad. Estos faros son mucho más eficientes y efectivos que los del modelo anterior y han pasado de 12 módulos a 20, por lo que la mejora es considerable.

Estos nuevos faros son capaces de cambiar de forma automática dependiendo de si se circula por una autopista o por una vía más lenta. También pueden cambiar la altura en caso de que un vehículo venga de frente para no deslumbrarle.

Sensores para detectar lo invisible

Un coche capaz de detectar todo lo que ocurre a su alrededor antes de que el conductor pueda percibirlo es, sin duda, un coche seguro. Gracias a su gran capacidad tecnológica, el Mazda CX-5 es capaz de detectar ángulos muertos, avisando al conductor en estos casos. Del mismo modo, el sensor de tráfico trasero por radar puede avisar si se aproxima otro vehículo al dar marcha atrás.

Además, el sistema de freno de emergencia en vías urbanas está pensado para evitar chocar con otros vehículos en zonas de tráfico concurrido. Sus sensores son capaces de reconocer peatones también y, en caso de que el conductor no pueda reaccionar, se encargan de detener el auto de una manera automática.

A este sistema debemos unirle el de sistema de control de velocidad, Head-Up Display, lector de señales de tráfico y el sistema de permanencia de carril. Gracias a todo esto, el Mazda CX-5 ha conseguido situarse entre los SUV más seguros del mercado.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar