En el mundo de la conducción automovilística de competición se utilizan diversas técnicas que, adaptadas a nuestra conducción común pueden resultarnos útiles en determinadas situaciones, por eso, hoy explicamos qué son las técnicas de doble embrague y punta-tacón.

Técnica del doble embrague

Está técnica pretende optimizar al máximo las revoluciones del motor y sincronizar los giros del motor con los del embrague. Aunque se puede utilizar para subir y para bajar de marcha, a la hora de engranar superiores no es tan eficaz, pero si que es útil para reducir.

Para realizarla hay que acelerar el motor cuando se ha desembragado para reducir una marcha. De este modo, al volver a embragar, la velocidad del motor se aproximará a la que tendría la nueva marcha.

Con esta técnica, si estamos en una cuesta y deseamos reducir la marcha para ganar fuerza se puede realizar la técnica del doble embrague para que el cambio entre con mayor suavidad y así el embrague no tenga que igualar una gran diferencia de revoluciones.

Para realizarla debemos soltar el acelerador y pisar el embrague, poner el auto en punto muerto, soltar el embrague y dar un acelerón que eleve las revoluciones hasta el número en el que las elevaría la nueva marcha, unas 4.000 dependiendo del vehículo y de la marcha. En el momento en el que el motor y la caja de cambios tienen las mismas revoluciones se debe pisar el embrague de nuevo, reducir la marcha y acelerar.

Todo esto debe realizarse en un segundo, por lo que la práctica es fundamental.

Qué es la técnica del punta-tacón

El punta-tacón se utiliza en competición a la entrada de las curvas para reducir velocidad al entrar y mejorar la aceleración en la salida.

Esta técnica no consiste en otra cosa que manejar el pedal del freno y del acelerador con el mismo pie y a la vez. Mientras que con el talón se toca el freno, con la punta del mismo pie se maneja el acelerador, o al revés, dependiendo de la mejor postura para el conductor. Es una técnica de gran utilidad para llevar a cabo la técnica del doble embrague mientras se reduce, ya que permite mayor agilidad en los pedales.

En los coches deportivos está técnica es más sencilla de realizar, los pedales están construidos con materiales adherentes y suelen estar más cercanos entre sí.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar