Dentro de poco, casi todos conduciremos uno y si lo piensas, puede ser hasta divertido. Hoy te explicamos cómo conducir un coche eléctrico.

Asegura la carga antes de entrar

Casi todos los vehículos eléctricos disponen de un pequeño panel que permite comprobar su nivel de carga desde el exterior. Es muy importante comprobarlo antes de subir, no sea que la autonomía estimada no alcance para llegar hasta el lugar de destino.

Por supuesto, a la hora de arrancar, asegúrate de que el cargador no está enchufado. Para liberarlo, seguramente tengas que quitar el seguro que se activa con el cierre centralizado. A la hora de guardarlo, hazlo en su funda y con cuidado, cuanto más dure mejor.

Entrando al vehículo

En los coches de combustión, cuanto más calma tengas a la hora de arrancar mejor. De esta manera la mecánica se irá calentando y lubricando. 

En los eléctricos funciona del modo contrario. No debes arrancar antes de tiempo para no consumir batería. Por el mismo motivo, no debes dejar la puerta abierta ni los consumibles encendidos más de la cuenta.

El arranque silencioso

Para arrancar un coche eléctrico debes pisar el freno de servicio, quitar el freno de mano y seleccionar la posición D de la palanca de cambios. La señal que te indique la puesta en marcha será algún indicativo visual en el panel de mandos ya que no vas a notar ralentí ni nada por el estilo. Un zumbido a lo máximo.

Acelerando de inmediato

Probablemente, una de las cosas más divertidas de los coches eléctricos es que se olvidan de las revoluciones y el par motor. Entregan toda la potencia de golpe, lo que puede darte algún susto si no estás acostumbrado. Una vez te hayas hecho al coche, notarás que esto es una tremenda ventaja en cuanto a prestaciones.

Una vez hayas iniciado la marcha no notarás una gran diferencia respecto a los autos de combustión. Pero tendrás que conducir pensando en el ahorro de batería y en la regeneración, otra cosa que puede suponer un reto y hasta convertirse en algo entretenido. También deberás tener algo más de cuidado con los peatones. Parece una broma, pero un coche eléctrico es muy silencioso, por lo que los más despistados puede que no te oigan venir.

En un futuro se prevé que los coches eléctricos no sean tan silenciosos, ya que se ha vuelto obligatorio dotarlos con sonido artificial o música.

Descubre cómo se conduce un coche eléctrico en este vídeo:

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar