Es común que el testigo de la batería se encienda una vez nos preparamos a comenzar la marcha. No obstante, no solemos hacerle demasiado caso, ya se apaga enseguida. Pero ¿qué ocurre si el testigo de la batería se enciende y no se apaga? Sigue leyendo este artículo de todomecanica.com y descúbrelo.

¿Por qué el testigo de la batería se enciende y se apaga?

En los coches de combustión (no en los eléctricos o híbridos, esos son más complejos), la luz del testigo de la batería suele apagarse en el momento el auto ha arrancado, es algo común a lo que nos hemos acostumbrado. 

Los testigos nos indican si algo va mal. Por lo que si todos están apagados no hay motivo para la alarma. ¿Pero por qué el de la batería sí que se enciende?

El testigo indica que se gasta energía de la batería sin recargarla de nuevo. Cuando introducimos la llave en el coche, se está consumiendo energía de la batería, pero no se está recibiendo recarga por otro lado, por lo que al terminar de hacer contacto, cuando arranquemos, la batería recibirá una corriente de 12V que hará que se recargue. Este es el motivo por el que cuando introducimos el contacto el testigo se enciende y no se apaga hasta que se arranca.

¿Por qué el testigo de la batería se enciende y no se apaga?

Puede ocurrir que, una vez hayamos arrancado el vehículo, la luz se encienda y no se vuelva a apagar. Esto quiere decir que algo falla y debemos revisar que es lo que impide el correcto funcionamiento.

Un coche de combustión no tiene un sistema eléctrico demasiado complejo. Está compuesto por un alternador, que se encarga de generar la electricidad; una batería, que se encarga de acumular la energía; y un montón de elementos que consumen esa energía (luces, cierres, radio, etc).

Siendo tan sencillo el sistema, cuando hay algún fallo siempre se suele dar en las conexiones, debido al mal estado de los terminales, o en el circuito de carga. En este último caso tendremos que comprobar el alternador o la batería.

El alternador puede romperse porque, sencillamente, ha llegado el final de su vida útil. Pero también puede que falle debido a la rotura o destensamiento de la correa que le hace llegar el giro del motor. Cualquiera de los dos casos no es extremadamente preocupante.

Si la luz continúa sin apagarse, significa que se está consumiendo batería sin reponer esa energía, lo que puede suponer quedarnos tirados en mitad del trayecto. Si el testigo no se apaga, lo mejor es que llames a la grúa para evitar correr riesgos.

Comentarios  

0 #1 hugo aguilera 23-10-2021 16:01
Muy buena la explicacion gracias
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar