Todos nos hemos habituado a conducir de manera eficiente nuestro coche de combustión. Sin embargo, puede que a la hora de dar el paso al coche eléctrico parte de esos hábitos los traslademos y sean contraproducentes a la hora de ahorrar batería y sacar el máximo rendimiento al auto eléctrico. Por eso, hoy te traemos algunos consejos para conducir un coche eléctrico de manera eficiente.

Puede parecer que conducir un carro con motor de combustión y uno con motor eléctrico es algo muy parecido. Y así debería ser. Sin embargo, existen ciertas situaciones que difieren según el tipo de vehículos, por eso hay que tener en cuenta ciertas cosas a la hora de aprovechar la autonomía según la situación.

Cuidado con el pedal

Una de las diferencias principales entre los motores de combustión y los eléctricos es que el par motor está completamente disponible en todo momento. Este extra de aceleración puede suponer una gran tentación para muchos conductores, sin embargo, pisar a fondo el pedal puede suponer un enorme gasto de energía. No hace falta decir que así se contribuye a descargar la batería demasiado rápido.

Aprovecha las bajas velocidades

La libertad de acceso y estacionamiento en las grandes ciudades es un punto a favor para los coches de cero emisiones. Pero conducir por centros urbanos también contribuye a estirar su autonomía. Gracias a los frenos regenerativos, los atascos y las zonas con alta densidad de autos son un aliado para los coches eléctricos.

Del mismo modo, las autopistas, puertos de montaña y carreteras reducen en mayor medida la autonomía. Esto es algo que tendrás que tener en cuenta si planificas un viaje.

El peso

Al igual que los autos de combustión, a más peso más consumo, por lo tanto debes tener en cuenta qué objetos sobran en tu coche. El aire acondicionado también es un gran contribuyente a la descarga prematura de la batería, del mismo modo puede serlo la presión de los neumáticos.

Modos de conducción

Una de las grandes ventajas de los coches eléctricos es que disponen de varios modos de conducción. Aprender como se comportará el auto en cada uno de ellos es vital para aumentar la autonomía. Existen modos que recuperan energía con la propia inercia del vehículo al levantar el pie del acelerador, otros lo hacen con la frenada y otros sacan el máximo rendimiento del motor. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar