Al igual que en cualquier otro vehículo terrestre, los frenos es uno de los sistemas de seguridad y control más importantes. Y en el caso de los patinetes eléctricos no iba a ser menos.

Si eres de los que compraron un patinete mucho antes de que se pusiera de moda, es probable que ya tengas las pastillas de freno desgastadas y estén pidiendo a gritos un recambio. Te explicamos cómo hacerlo tú mismo.

Herramientas necesarias

Lamentamos desilusionar a todos aquellos locos de la mecánica a los que les encanta estar horas montando y desmontando piezas, pero un patinete es un vehículo sencillo y la mayoría de labores de mantenimiento se realizan muy facilmente.

Por lo general (depende del modelo), para cambiar las pastillas de freno será necesario, únicamente, la llave de allen que viene con el propio patinete y el repuesto de las pastillas.

Cómo cambiar las pastillas de freno

La mayoría de patinetes eléctricos tienen un freno ABS controlado por el software, además de la frenada regenerativa.

Si utilizamos este sistema de frenada habitualmente (muy recomendable) no solamente nuestras pastillas se gastarán menos, sino que tendremos una conducción más sostenible.

La frenada regenerativa se produce gracias a la inversión del motor, que actúa como si fuese una dinamo y almacena, así, la propia energía de la frenada.

  1. En primer lugar, tendremos que quitar la pieza que cubre las pinzas de freno.

  2. Sacaremos con cuidado la pinza de freno, que quedará enganchada por el cable de frenado.

  3. En la parte exterior de la cavidad en la que se encuentran las pastillas, encontraremos un tornillo. Lo aflojaremos con cuidado sin llegar a quitarlo por completo para que el muelle y la pieza de su interior no salten.

  4. Con la ayuda de un destornillador fino o unas pinzas haremos palanca para soltar la pastilla en la parte interior de la pinza. Está fijada mediante un imán, así que puede que cueste un poco.

  5. Ahora es el momento de instalar las pastillas nuevas. Por el mismo hueco por el que hemos sacado las pastillas desgastadas introduciremos las nuevas. Debemos tener en cuenta que la parte metálica debe ir hacia dentro y la parte de fibra hacia fuera. Del mismo modo, si tiene algún tipo de pestaña, colócala en su hueco para facilitar una futura extracción.

  6. Volveremos a apretar la pieza que sujetaba las pastillas y colocaremos la pinza en el disco de freno.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar