El seguro del coche es un gasto fijo en casi todos los hogares. Aunque sea algo de lo que no podamos escapar hay formas de ahorrar. Por ejemplo, contratar el seguro de coche con Hello Auto.

Si te has marcado el firme propósito de pagar menos, tienes que estar pendiente del calendario. ¿Por qué? Porque, para cambiar de compañía existe la obligación de cancelar la póliza con 30 días de antelación como mínimo. La Ley 20/2015, de 14 de julio de ordenación, supervisión y solvencia de las entidades aseguradoras y reaseguradoras dice que “las partes pueden oponerse a la prórroga del contrato mediante una notificación escrita a la otra parte, efectuada con un plazo de, al menos, un mes de anticipación a la conclusión del período del seguro en curso cuando quien se oponga a la prórroga sea el tomador, y de dos meses cuando sea el asegurador”.

En el presupuesto hay que tener en cuenta la experiencia del conductor, el uso del vehículo, el historial de siniestralidad o si duerme o no en garaje. Un truco para bajar el precio es hacer el amago de cancelar el seguro. Lo más probable es que tu compañía te llame para ofrecer una oferta mejor. La parte negativa es que, si llevas muchos años de cliente, puedes perder bonificaciones.

Otros aspectos clave para ahorrar

Hay empresas que parecen más baratas de lo que son. Por eso, es clave comparar los precios de varias compañías. Hay muchos comparadores online de los que podemos echar mano.

Para ahorrar en el seguro es esencial que seamos buenos conductores. De este modo, la aseguradora sabrá que asumirá pocos riesgos contigo. Procura acumular el menor número de multas y partes posibles.

Parece una obviedad, pero para ahorrar es clave además elegir la cobertura que mejor se adapte a cada caso. El precio de la póliza del seguro dependerá de las coberturas que incluya. Estas no deben ser superiores a las que se necesitan. Por ejemplo, no siempre va a merecer la pena contratar un seguro a todo riesgo. Hasta el tercer año es recomendable optar por un seguro sin franquicia. Después, entre el tercero y el quinto, es mejor un seguro con franquicia. A partir de ahí, las coberturas deberán ir descendiendo. Seguramente, a partir del décimo año lo mejor sea pagar solo el seguro a terceros obligatorio, sumando protección para lunas, incendio y robo. Además, si contratas en la misma compañía otros seguros como el de vivienda, vida o salud probablemente accedas a una tarifa mejor.

Otro consejo para ahorrar es no fraccionar el pago. Las compañías tienden a ofrecer descuentos en estos casos. Recuerda que los pagos fraccionados suelen acarrear algún recargo.

Las pólizas son más baratas si el coche duerme en garaje y si no lleva extras. De hecho, los modelos más potentes y con mayor cantidad de extras siempre pagarán más por el seguro del coche.  El último consejo es elegir un motor de gasolina. Estos modelos pagan tarifas más reducidas que los diésel.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar