Muchos somos los que tenemos un coche de más de 10 años, y ya sea por dinero, por ganas o por tiempo, no hemos reparado o directamente no tenemos aire acondicionado en el coche. Esto en invierno da lo mismo, pero en verano es una faena.
Imagínate que quieres irte de vacaciones a un sitio que está a 600 km de distancia, y tienes que irte en tu coche que no tiene aire acondicionado. Evidentemente, no hay más opción que ir con las ventanillas bajadas, pero esto supone un aumento de consumo de combustible, disminución de aerodinámica, y encima ese “zumbido” constante durante 5 horas de viaje.

 


Que el futuro de la automoción sean los coches autónomos no es nada nuevo, todos sabemos que muchas marcas, tanto de coches como tecnológicas, están trabajando en los futuros coches autónomos, esos coches que nos llevarán de un lado a otro sin que tengamos que coger el volante para desplazarnos. Ellos mismos, mediante comandos de voz o escritos (incluso desde el propio smartphone) nos llevarán a nuestro destino sin que tengamos que preocuparnos de la circulación o de la conducción.

 


Hace poco que escribimos el artículo “Las herramientas del buen mecánico”, en el que exponíamos aquellas herramientas básicas necesarias para aquellas personas que tienen un taller de mecánica o hacen arreglos por su cuenta.

En ocasiones, no hace falta acudir a un profesional si somos un poco manitas, ya que, con tutoriales por internet, entusiasmo y un poco de esfuerzo, podemos llevar a cabo nosotros mismos algunas reparaciones, gastándonos el menor presupuesto posible.

 


Para continuar con las publicaciones relacionadas con el negocio de un taller de mecánica, hoy os vamos a dar a conocer una agencia que, mediante su constructor web, puedes tener una web hecha en simples pasos, y sin ningún tipo de conocimientos de informática.

 


Últimamente hablamos mucho sobre temas internos de taller, como, por ejemplo, herramientas del buen mecánico, consejos para montar un taller de mecánica, claves para tener el taller limpio… Por ello, vamos a seguir esta línea, ya que queremos ayudar a todas las personas que ya son mecánicos a que mejoren su negocio, y a animar a todos los apasionados de la mecánica a montar su propio taller.

 


Hace poco escribimos un artículo sobre “10 consejos para montar/mejorar un taller de mecánica”, el cual tuvo una gran repercusión y muy buena aceptación entre todos nuestros usuarios.

Uno de los puntos que tratamos fue el tema de la limpieza, ya que la primera imagen que nos dice algo de un negocio, incluso de una persona, es la imagen exterior.
Cuando una persona pregunta precios y servicios ofrecidos por un taller de mecánica, lo primero que observa (directa o indirectamente) es el propio local en sí. Si este local está sucio, generará desconfianza y poca profesionalidad, por el contrario, si dicho local está limpio y ordenado, transmite seguridad y buen trabajo en equipo.

 


Como siempre decimos, Todo Mecánica está enfocado para todas aquellas personas que son mecánicos profesionales o para aquellos que quieren aprender por su cuenta.
El saber no ocupar lugar, y si encima te gusta lo que haces o lo que aprendes, mucho mejor.

Por ello, un tema del que nunca habíamos hablado era como montar un taller mecánico.

 


Cada tipo de neumático está enfocado para una estación del año, posición geográfica o necesidades concretas.

Como hemos comentado en otras ocasiones, por norma general, los neumáticos más usados se pueden dividir en neumáticos de verano, invierno o mixtos.

 


Dentro del mundo de la mecánica, son muchas las herramientas que vamos a necesitar, pero también es verdad que dichas herramientas dependerán de la función que vayamos a llevar a cabo o de nuestro puesto de trabajo.

Por ejemplo, no son las mismas herramientas las que va a utilizar un mecánico en un taller de ruedas y neumáticos, que un mecánico de un taller de reparación o de chapa y pintura.

 


En muchas ocasiones no somos conscientes del daño que le hacemos a nuestro coche al hacer determinadas maniobras o (algo muy típico) acelerar bruscamente de 0 cuando estamos parados en el semáforo. Nos sólo estamos obligando al coche a hacer un esfuerzo no necesario, sino que encima estamos malgastando gasolina y expulsando una gran cantidad de emisiones CO2.

Justamente por esto mismo, hoy vamos a dar una serie de claves o consejos para que nuestra conducción sea mucho más eficiente.


Subcategorías

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar