Se podría decir que uno de los elementos más llamativo de un coche son sus llantas, aparte de cubrir su función recubriendo los neumáticos son un elemento que da vida y diseño a nuestro coche.

Si estás pensando en cambiar tus llantas, te vamos a contar que tipos hay para que puedas decidirte mejor.

 


El embrague de fricción está formado por una parte motriz que es la que se encarga de transmitir el giro a la parte conducida, utilizando dicho efecto a la adherencia existente entre estos dos elementos, aplicando así una presión determinada, que los acopla fuertemente uno contra el otro.

 


Para que un vehículo sea propulsado es necesario la fuerza del motor, cuyo giro es transmitido a las ruedas gracias a los mecanismos del embrague y la caja de cambios. Las ruedas, que están pegadas al suelo, ruedan y hace que se mueva el vehículo.

Todo es un mecanismo perfecto, para proporcionar movilidad al vehículo. Hoy vamos a comentar la misión principal del embrague y su funcionamiento.

 


La disposición de los órganos motores de un vehículo establece diferencias fundamentales entre los propios vehículos, siendo algunas de estas diferencias:

1)    Vehículo con motor delantero y sistema de propulsión trasero.
2)    Vehículo con motor y propulsión delanteros, que en este caso se denominan de tracción delantera.
3)    Vehículo con motor y propulsión traseros.
4)    Vehículo con propulsión total.

 


En los automóviles actuales ha adquirido una gran importancia el diseño de las carrocerías, ya que no sólo se trata de conseguir un vehículo de líneas agradables, sino que además debe poseer una buena aerodinámica, de manera que la resistencia a vencer en su movimiento sea la mínima posible. Esto supone que para la misma potencia del motor el consumo de combustible se reduce y las prestaciones quedan aumentadas.

 


La Carrocería.


Normalmente, la carrocería es construida por acero estampado con forma de chapa, aunque actualmente se fabrican también de aluminio, siendo este más ligero que el acero y además no se oxida. También podemos encontrar carrocerías que son de plástico reforzado con fibra de vidrio.

 

 


Durante los días 1-16 de octubre se está celebrando en París el Salón del Automovil, cita bianual que se realiza en Versailles donde se muestran no sólo los próximos vehículos de muchas compañías automovilísticas, sino que también se dejan ver muchos prototipos de tecnologías futuras que se irán viendo poco a poco en los coches del futuro.

 



El bastidor de un vehículo es el armazón sobre el que se monta y sujetan todos los mecanismos, soportando el peso, por ejemplo, del motor o la caja de velocidad, y quedando otros colgados de él, como la suspensión o las ruedas.

 


Excluyendo el motor y el equipo electrónico de un automóvil, el resto de los componentes mecánicos del vehículo, como la caja de velocidad, dirección, frenos, etc., quedan englobados en lo que comúnmente se denomina chasis.

Dentro de todas las partes que forman el chasis, hoy vamos a hablar sobre aquellos componentes del automóvil que forman el grupo motor.

 

 


Típico, te compras un coche, y lo cuidas muchísimo durante los primeros meses. Conforme va pasando el tiempo (y los años) cada vez vamos descuidando más el cuidado del vehículo, sobre todo en lo que a materia de limpieza se refiere.

No sólo me refiero al habitáculo interno (y no hablemos si tenemos niños pequeños), sino también la parte externa o el motor.

 

Subcategorías

Cargando...

Un momento por favor...

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar