Te presentamos los mejores productos para reparar arañazos en tu coche. Buenas masillas para arañazos en tu carrocería

Sufrir un arañazo, por cualquier motivo, en la carrocería del coche siempre es un fastidio, pero ya hay, en el mercado, productos para arañazos muy efectivos y mediante los que se consigue dejar como nuevo cualquier vehículo.

Algunos productos innovadores para reparar arañazos

Ya sea producido por un roce en la conducción o algún golpe, mientras el coche está aparcado (incluso, por alguna mano malintencionada), un arañazo siempre es algo molesto y desagradable. Afortunadamente, existen productos y masillas para arañazos, como los presentados, a continuación, que consiguen resultados realmente impresionantes. No hay motivos ya para resignarse a conducir con el coche lleno de desperfectos.

Antes de unas vacaciones, o un viaje importante, la limpieza del vehículo es esencial. Nada mejor que una buena pasada a fondo. Buena, bonita y barata.

Un coche limpio brinda seguridad a su dueño. A simple vista, este es un enunciado unánime entre todos los conductores: es totalmente certero. El mantenimiento continuo del vehículo es una tarea indispensable en el ritual automovilístico. Se brindan diversas opciones, cada cual a gusto del consumidor y de su bolsillo. Pero pueden seguirse unos sencillos preceptos de actuación iguales para todos con los que mantener el coche en óptimas condiciones.

La limpieza del vehículo exige mimos tanto en el exterior como el interior. La carrocería está expuesta a cientos devicisitudes que pueden dañarla. Tras la retirada de manchas persistentes, puede plantearse el uso de una pulidora para un buen toque maestro. Cubos, esponjas, cepillos de diferentes tamaños y trapos limpios no han de faltar en este cometido. De igual modo, se necesitarán enseres más especializados como un champú especial de carrocerías o un renovador de plásticos.

A continuación, los bajos del coche pueden ser finiquitados mediante el uso de una manguera a presión. Hoy en día, todas las estaciones de servicio disponen de la infraestructura necesaria para la limpieza del vehículo. El parachoques, asimismo, es una zona que tiende a acumular bastante suciedad. Háganse estas labores siempre con la delicadeza que merece el coche, con el fin de no dañar la pintura.

Las llantas precisan especial atención. Requerirán un prelavado, limpieza y sellante de llantas. Las marcas genéricas tienen a disposición del conductor una infinidad de productos a precios competentes. Con buen hincapié en el binomio calidad/precio, podrá utilizarse un buen arsenal de artículos para facilitar la labor.

La rotura del embrague se puede evitar si sigues estos consejos de conducción para evitar averías de embrague.

Uno de los elementos más importantes e imprescindibles de nuestro vehículo es el embrague. Este "tercer" pedal, indispensable para cambiar de marchas sufre, en demasiadas ocasiones, los efectos del mal uso que puede hacer que su vida útil se reduzca considerablemente. Afortunadamente para ti, en estas líneas te vamos a contar cómo debes conducir para evitar una rotura de embrague que, además, no suele salir nada barata de reparar.

Cómo evitar la rotura de embrague de nuestro coche

Lo primero que debes aprender es a no incurrir en manías y malos hábitos que pueden ser perjudiciales para tu vehículo y, por tanto, también pueden afectar a tu seguridad y a la de aquellos que viajan contigo o que te rodean en la carretera. Tal vez en la autoescuela te hayan enseñado pautas útiles, o puede que no, pero al menos debes seguir estas. Lo primero que deberás hacer es levantar el pie del embrague en los semáforos. Puede que te resulte muy tentador estar ahí preparado para salir volando cuando veas la luz verde, pero esto, además de ser potencialmente peligroso, no es nada bueno para tu coche, pues estás generando fricciones en el disco y estás manteniendo en estrés a las demás piezas.

Otro error es no pisar del todo el pedal cuando estás cambiando de marcha. Para evitar esto debes regular muy bien el asiento, para que llegues a los pedales con comodidad, ya que si el mecanismo no se activa totalmente genera fricciones y desajustes que pueden ser fatales.

Distingue los tipos de diésel que hay y de donde vienen

El diésel es, hoy en día, el combustible más utilizado cuando llenamos el depósito de nuestro coche. Desde el año 2009, fecha en la que entró en vigor un reglamento europeo sobre combustibles que dictaba que todos los combustibles (gasolinas y gasóleos) tenían que ser sin azufre (no podía sobrepasar las 10 partes de azufre por millón) el panorama cambió, porque a partir de ese momento se introdujo en nuestros surtidores el denominado gasóleo premium.

Sería muy fácil caer en el error de distinguir el gasóleo barato del caro solo por la cantidad de azufre, ya que este ha desaparecido desde ese año 2009. Ahora entran en escena los llamados aditivos, que son sustancias que mejoran las características de los diferentes combustibles y marcan las diferencias entre los diesel. Específicamente hablando del gasóleo, y sin citar ninguna marca, los aditivos específicos para el diésel lo que hacen es mejorar el índice de cetano del gasóleo que es, ni más ni menos, el tiempo que transcurre desde la inyección del carburante hasta el comienzo de su combustión.

Al tener un número mayor de cetano, la consecuencia inmediata es que se va a producir una combustión más rápida, que se traduce en la menor generación de ruido y en que se emitan menos emisiones a la atmósfera.

Otra propiedad del mayor número de cetano es su capacidad detergente, que va a suponer que se va a depositar menos suciedad en las válvulas e inyectores del motor y, por lo tanto, estarán en menos cantidad en los gases de escape.

Si el motor está más limpio y la combustión es de mejor calidad, no tan nociva, lo que mejora los diésel premium es alargar el rendimiento óptimo del motor y evitar que aumente el consumo. Se estima que con el diésel premium se puede ahorrar entre un dos y un cinco por ciento.

Se podría decir que uno de los elementos más llamativo de un coche son sus llantas, aparte de cubrir su función recubriendo los neumáticos son un elemento que da vida y diseño a nuestro coche.

Si estás pensando en cambiar tus llantas, te vamos a contar que tipos hay para que puedas decidirte mejor.

 


El embrague de fricción está formado por una parte motriz que es la que se encarga de transmitir el giro a la parte conducida, utilizando dicho efecto a la adherencia existente entre estos dos elementos, aplicando así una presión determinada, que los acopla fuertemente uno contra el otro.

 


Para que un vehículo sea propulsado es necesario la fuerza del motor, cuyo giro es transmitido a las ruedas gracias a los mecanismos del embrague y la caja de cambios. Las ruedas, que están pegadas al suelo, ruedan y hace que se mueva el vehículo.

Todo es un mecanismo perfecto, para proporcionar movilidad al vehículo. Hoy vamos a comentar la misión principal del embrague y su funcionamiento.

 


La disposición de los órganos motores de un vehículo establece diferencias fundamentales entre los propios vehículos, siendo algunas de estas diferencias:

1)    Vehículo con motor delantero y sistema de propulsión trasero.
2)    Vehículo con motor y propulsión delanteros, que en este caso se denominan de tracción delantera.
3)    Vehículo con motor y propulsión traseros.
4)    Vehículo con propulsión total.

 


En los automóviles actuales ha adquirido una gran importancia el diseño de las carrocerías, ya que no sólo se trata de conseguir un vehículo de líneas agradables, sino que además debe poseer una buena aerodinámica, de manera que la resistencia a vencer en su movimiento sea la mínima posible. Esto supone que para la misma potencia del motor el consumo de combustible se reduce y las prestaciones quedan aumentadas.

 


La Carrocería.


Normalmente, la carrocería es construida por acero estampado con forma de chapa, aunque actualmente se fabrican también de aluminio, siendo este más ligero que el acero y además no se oxida. También podemos encontrar carrocerías que son de plástico reforzado con fibra de vidrio.

 

Subcategorías

Cargando...

Un momento por favor...