Que tiemblen las firmas comercializadoras de coches eléctricos porque la marca china NIO ha lanzado al mercado un SUV eléctrico con una solución bastante interesante para mejorar la autonomía.

 

Aunque se le hagan revisiones periódicas al coche (normalmente cada 20.000 kilómetros), hay una cifra a la que hay que prestar más atención: los 50.000 kilómetros. Cuando el cuentakilómetros se vaya a aproximar a dicho número, habrá que estar atentos y revisar algunos elementos del auto para no llevarte un susto en el momento menos indicado.

 

¿Qué pueden tener en común un vehículo de marcas accesibles como Ford o Chevrolet con otras más lujosas como Mercedes, Aston Martin o Ferrari? Que estos coches forman parte de una pequeña élite de grandes clásicos, iconos que perduran en el tiempo, difíciles de olvidar.

Su éxito radica en su diseño, sus formas, en su innovación y su mecánica (que aunque hoy sea muy básica y obsoleta, en su época fue pionera). Todo ello hace que se conviertan en un símbolo y es que con el paso del tiempo, estos vehículos aumentan en calidad y todo buen coleccionista desea tener en el garaje de su casa… y quien no pueda, seguro que gustará de admirarlos en una exposición.

Medio siglo después, el tirón comercial ha sido aprovechado por los fabricantes que han tratado de reeditar estos viejos modelos para disfrute de los amantes del motor. Los coleccionistas y aficionados no suelen llamarlos por su nombre comercial, sino por su ‘alias’ o también se refieren a ellos por el año de fabricación. 

 

 

Aunque usar nuestro Smartphone mientras conducimos es muy peligroso y está penalizado con sanciones económicas y retirada de puntos, existen aplicaciones de seguridad vial con las que este aparato se convierte en un aliado en la carretera. Recuerda no apartar la vista de la vía ni las manos del volante, sino siempre podrás contar con un copiloto para poder manejarlas. Toma nota:

 

McLaren, uno de los fabricantes de superdeportivos de lujo europeos con mayor prestigio a nivel mundial continúa su expansión en Europa, donde ya tiene 21 concesionarios. El último en sumarse a esta lista fue el que se inauguró el pasado mes de noviembre en Barcelona.

 

El elevado precio de los coches eléctricos es uno de los principales inconvenientes para que despeguen sus ventas. También lo es la escasa autonomía que ofrecen algunos de ellos, insuficiente, en muchos casos, para realizar trayectos de largas distancias sin tener que parar a cargar su batería.

Eso sí: los fabricantes de autos eléctricos cada vez cuentan con baterías de mejor rendimiento que ofrecen una autonomía mayor a la de este tipo de autos que puedan encontrarse en el mercado. Pero mientras crean un vehículo eléctrico con una mayor autonomía de los que ya hay disponibles en el mercado, el estilo de conducción también puede ayudar a maximizar la duración de su batería y así poder recorrer distancias mayores, además de alargar el tiempo entre carga y carga.

 

Conducir con los neumáticos en perfecto estado nos brinda seguridad (para nosotros mismos y para el resto de usuarios de la vía), ya que son uno de los elementos vitales del coche: el único punto de unión o contacto entre la carretera y el vehículo.

Su buen estado garantiza ciertas condiciones de agarre y tracción (arrancar mejor en superficies resbaladizas, frenar en menos metros y con el coche equilibrado, mejor trazabilidad en las curvas…) que no lo hace uno en mal estado.

 

Aunque llevemos muchos años conduciendo y seamos ágiles al volante, muchos tenemos ciertas manías (bien sean por despiste, costumbre o porque alguien nos las ha enseñado) que, si no remediamos y evitamos, pueden darnos un buen susto cuando vamos conduciendo tranquilamente por carretera o ciudad… y también luego, al ver la factura del taller.

La suspensión, los neumáticos, la bomba de gasolina son algunos de los elementos que provocan más averías debido a estas manías. Repasemos algunos de estos malos hábitos, comunes en miles de conductores veteranos, que debes olvidar cuanto antes para cuidar tu coche… y tu cartera.

 

Hoy en día, los indicadores del nivel de combustible son muy fiables y nos avisan con bastante antelación de que el depósito se está agotando. Es más, cuando alcanzamos la reserva, el auto nos alerta con una señal visual y con otra acústica. A pesar de ello, aunque no suele suceder muy a menudo, sí hay quien se queda 'tirado' en carretera por quedarse sin carburante. Si te ocurriera, ¿sabrías qué hacer?

 

En gran parte del mundo se circula por el lado derecho de la carretera, aunque el volante se encuentra situado a la izquierda. En los países por los que se circula por el lado izquierdo de la vía, en cambio, el volante del auto está a la derecha. Hay a quien le puede parecer curioso: ¿por qué conducimos del lado contrario a donde se encuentra el volante?

Subcategorías

Cargando...

Un momento por favor...