El engorro de tener que enchufar el coche cada vez que la batería está baja es motivo suficiente para que muchos no se decidan aún a comprar uno de estos vehículos. Y es que, por ahora, los coches eléctricos no pueden cargarse completamente solos, sino que hay que enchufarlos para ello. Sin embargo, sí se están desarrollando nuevas soluciones para cargar las baterías sin necesidad de enchufarlo.

Las fuentes de energía renovables para producir electricidad, como la solar (mediante paneles) o la eólica (con sus enormes generadores) serían grandes soluciones para la creación de un automóvil eléctrico que ni siquiera necesite ser enchufado para que su batería siempre esté completamente cargada. No sólo sería un gran avance en el sector de la automoción: también sería una gran solución para reducir drásticamente los niveles de contaminación del planeta.

 

Paneles solares sobre la carrocería

En este sentido, ya hay marcas trabajando en este tipo de proyectos. Es el caso del Sion, de la startup alemana Sono Motors quienes, mediante la implantación de 7’5 metros cuadrados de paneles solares sobre la carrocería, pretenden aumentar la autonomía de los autos eléctricos.

Aunque no es mala idea, también presenta inconvenientes, ya que no hay las mismas horas de sol en una región (o en un país) que en otras, por lo que la carga que puedan aportar los paneles variará de un lugar a otro y, en las mejores condiciones posibles, sólo añadiría hasta 30 kilómetros más de autonomía, por lo que no soluciona el problema.

 

Carreteras solares capaces de cargar los autos

Existen otras opciones para evitar conectar este tipo de vehículos a la red eléctrica, como el proyecto Wattway. Se trata de una carretera solar que utiliza esta misma energía para producir electricidad. Nada nuevo, ya que existen otro tipo de vías así (denominadas Solar Roadways) pero ésta sí presenta una novedad, y de lo más interesante: mientras los coches circulan sobre ella, utiliza la electricidad generada para cargarlos mientras circulan.

Esta revolucionaria vía funciona utilizando pequeñas células solares ubicadas en la superficie, que captan la energía del sol para transformarla en electricidad y se envía mediante inducción a las baterías de los coches que circulen sobre ella.

 

Otras soluciones

Otras marcas, como Volkswagen, trabajan en desarrollar un prototipo de robot que sea capaz de enchufar el automóvil a la red eléctrica, aunque para ello todavía falta bastante tiempo.

Del mismo modo, BMW está trabajando en un sistema de carga inalámbrica que se prevé que esté listo para el próximo año 2018 y que permitirá que los propietarios del híbrido BMW 530e iPerformance se olviden de los cables. ¿Cómo? Pues muy sencillo: sólo han de estacionar encima del dispositivo y la batería se cargará mediante inducción en poco más de tres horas.

 

Mercedes también apuesta por esta tecnología desarrollando un dispositivo similar para la versión híbrida del Mercedes Clase S y que también estará disponible en el mercado a partir del año que viene. 

Comentarios  

0 #2 Marlowe 05-12-2017 09:26
Mientras el precio de los vehículos eléctricos ande por los 35.000 €, a no ser que las subvenciones sean ENORMES, seguiremos comprando vehículos de combustion interna por 10.000 € y que duran 20 años, creo.
Citar
0 #1 GestFuturo 29-11-2017 09:55
Soluciones imaginativas las hay, pero el punto de inflexión llegará cuando se consigan baterías que se carguen en pocos minutos y permitan autonomías de al menos 500 kms y equiparen los eléctricos a los vehículos con motores de combustión interna.



Cuenta oficial de GestFuturo, el programa de taller mecánico
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...