Radares, controles en carretera, cámaras en helicópteros, drones… La Dirección General de Tráfico (DGT) cuenta con numerosos medios (y cada vez más) para registrar las infracciones que los conductores realizan al volante. El pasado mes de mayo, los agentes de Tráfico de la Guardia Civil realizaron un control a más de 480.000 vehículos en tan sólo una semana, de los cuales casi 25.000 conductores recibieron una sanción y denuncia. Son demasiadas sanciones, pero ¿cuántas las infracciones? Al volante, ¿cuáles son las más habituales?

 

Pisamos mucho el acelerador… 

No es ninguna sorpresa: nos gusta mucho pisar el acelerador para llegar cuanto antes a nuestro destino, por lo que no es de extrañar que el exceso de velocidad sea la infracción que más cometen los conductores al volante (registra 14.765 conductores denunciados). Además, a los conductores españoles parece incomodarles el cinturón de seguridad, ya que la no utilización del mismo es la segunda infracción que más denuncias archiva (hasta 1.441). 

A estas dos le siguen no llevar la documentación del coche en regla (afectó a 1.182 conductores que carecían de ella, no tenían la ITV en regla o cuyos datos eran incorrectos) y el no cumplir con las condiciones de mantenimiento del vehículo (con 1.174 conductores sancionados y de los cuales a 25 les inmovilizaron el vehículo ya que las deficiencias que presentaban hacían imposible continuar el trayecto). 

 

Distracciones, drogas y alcohol

A pesar de saber que la más mínima distracción al volante puede ser el último gesto que realicemos, no termina de entrarle en la cabeza a más de uno (y una). Distracciones como usar el móvil, sintonizar una emisora en la radio o poner un CD, encender un cigarrillo o buscar algo en la guantera provocan hasta un 30% de accidentes en nuestro país. Sólo en una semana más de 1.000 conductores fueron sancionados por algún tipo de distracción, situándose en cabeza la del uso del Smartphone (hasta 745 conductores multados). 

Y otras dos infracciones muy clásicas se deben a la circulación bajo los efectos del alcohol y/o las drogas. En concreto, en sólo una semana la Guardia Civil sancionó hasta a 912 conductores que habían ingerido alcohol y a otros 328 bajos los efectos de sustancias estupefacientes

 

Y también hay quien olvida los sistemas de retención infantiles

Llama la atención (y preocupa) otro dato: entre los infractores “cazados”, 73 menores viajaban sin ningún tipo de sistema de retención infantil (sillas homologadas), fundamental para la protección de los niños en el auto (su uso reduce entre un 50% y un 90% las lesiones graves y mortales en los pequeños). Según datos de la DGT, en el año 2016, tres de los 18 menores de 12 años que fallecieron en un accidente de tráfico no viajaban en la correspondiente sillita ni usaban el cinturón de seguridad. 

Pero los adultos tampoco saben protegerse a sí mismos puesto que aún no se ha extendido por completo el uso del casco de moto. Hasta 82 personas fueron sancionadas por circular sin este complemento de seguridad vital para motoristas (tres de cada cuatro fallecen debido a graves lesiones en el cráneo).

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...