Los fabricantes de coches dedican mucho tiempo y dinero para investigar mejoras tecnológicas y de seguridad en sus nuevos modelos. En los últimos años se dedican, sobre todo, a investigar nuevas tecnologías para fabricar autos completamente autónomos y con los que no tener ningún accidente de tráfico, ya que no habrá errores humanos (cerca del 90% de accidentes están causados por las distracciones y errores al volante de los conductores) y con ello se reducirá la siniestralidad. 

Pero no se puede equipar fabricar un vehículo autónomo sin incorporar también sistemas de ciberseguridad y tecnologías que garanticen el funcionamiento correcto de los sensores, radares y sistemas de conexión y autonomía del auto, además de que habría que revisar muy concienzudamente las leyes de circulación. 

 

Mucha preocupación ante un más que posible pirateo

Los ataques de los hackers informáticos no sólo afectan a los ordenadores y a los cajeros automáticos de los bancos: también a los coches. De hecho, se conocen bastantes casos desde hace varios años sobre piratas informáticos que han tratado de desbloquear el cierre de seguridad de un auto (cuando el conductor activa el mismo cierre únicamente con el cierre centralizado tras estacionar su coche) desde poca distancia del mismo. 

Pero también hay casos de hackeos mucho más graves. En 2015, dos estadounidenses accedieron desde sus ordenadores al Jeep Cherokee de un periodista y consiguieron manipular el limpiaparabrisas, el aire acondicionado, el audio… ¡hasta lograron detener el motor! Para ello, accedieron al sistema a través de Internet y reprogramaron algunos componentes del coche para tener el control sobre él. Y en 2014, un grupo de hackers chino controló algunos sistemas de seguridad de un Tesla Model S a través de la app móvil del vehículo.

En la actualidad hay coches que incorporan diversos sistemas de conectividad (Bluetooth, Wi-Fi…), por lo que el pirateo es más que posible, algo que preocupa bastante a los consumidores españoles (concretamente a 9 de cada 10). Así lo indica un estudio elaborado por la Federación Internacional del Automóvil (FIA) que advierte, además, de que los coches autónomos pueden ser usados por delincuentes para secuestros o como armas letales. 

 

Los hackers controlan todo el auto de forma remota

Si un hacker consigue acceder de algún modo a tu auto y a sus contraseñas no sólo implica que sepa todos los movimientos que haces con él sino que, si éste es automático, pueden cerrarte las puertas por control remoto e incluso manipular la dirección del volante, los frenos, el acelerador… 

Aunque no se espera que haya coches totalmente autónomos en el mercado de la automoción hasta 2025 o 2030, los fabricantes tienen mucho trabajo por delante para solucionar cualquier vulnerabilidad que pueda surgir en caso de sufrir un ciberataque. En relación a ello, BMW ya ha añadido un cifrado entre el servidor y el vehículo y Google ha anunciado que sus coches autónomos estarán desconectados de Internet la mayor parte del tiempo para evitar pirateos. 

Asimismo, desde el sector de la automoción también solicitan la creación de unas normas en seguridad para detectar y registrar los ataques que se produzcan a este tipo de vehículos para, de este modo, buscar una solución con la mayor rapidez posible.

 

Cómo evitar que un hacker acceda a tu coche conectado

  • En primer lugar, has de asegurarte de que el fabricante ofrece suficientes garantías sobre la seguridad de sus sistemas de conectividad ante un ciberataque.
  • Para acceder a Internet, a las aplicaciones y a los sistemas, escoge una contraseña segura (cuanto más difícil, mejor). De este modo te asegurarás de que los hackers no accedan a tu contraseña ni, mucho menos, sepan todos los movimientos que haces con tu coche.
  • No descargues cualquier aplicación para el coche. Comprueba antes la fiabilidad de la empresa que la ha hecho y que no tenga como objetivo acceder a tu móvil ni a tus datos. Lleva cuidado también con las actualizaciones de software que provengan de sistemas no seguros (es mejor actualizarlo con las últimas versiones que ofrezcan los fabricantes pues, además de ser más fiables, ofrecen los últimos avances en cuanto a seguridad).
  • No olvides instalar un antivirus en todos los dispositivos que vayas a conectar con el vehículo (Smartphone, tablets…).

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...