El sector del automóvil está en continua renovación y los avances tecnológicos hacen que año tras año podamos disfrutar de actualizaciones que proporcionan un mayor rendimiento a este. Una gran novedad en la fabricación de coches fue la incursión de la electrónica. Porque el sistema eléctrico del coche es vital para el correcto funcionamiento de este ya que atañe a sus partes claves como puede ser el motor, su gestión, la gestión de la frenada o la de estabilidad.

Y es que desde que se creara el primer motor la historia ha cambiado mucho en el mundo de la automoción. Siempre se ha dicho que todo comenzó en 1769 cuando Nicolas-Joseph Cugnot logró que funcionase una versión de su coche a vapor. Sin embargo, no fue hasta 1860 cuando Ettiene Lenoir hizo funcionar un coche con un motor de combustión interna propulsado por gas de carbón.. En 1860, Jean – Joseph Etienne Leonir patentó un monocilindro alimentado con gas y aceite y no fue hasta 1876 cuando Nikolaus August Otto construyó el primer motor de gasolina que fue la base para todos los motores posteriores.

Hoy en día, fabricar coches que cuiden el medio ambiente lo máximo posible es cuestión de estado y por ello estos vehículos que combinan un motor térmico con uno eléctrico son imprescendibles en el presente y lo serán aún más en el futuro. Esto fue el paso previo a la incursión del motor eléctrico en los automóviles, que gracias a los mejores avances tecnológicos donde la electrónica es crucial, se han convertido en referencia. A día de hoy el consumo de coches eléctrios está subiendo como la espuma y a largo plazo la mayoría de los coches podrían ser de este tipo.

Revolución tecnológica

Todos estos cambios tecnológicos han provocado un avance en el mundo de la automoción que ha desembocado en el coche eléctrico. Porque el desarrollo de la ingeniería ha conseguido crear el vehículo más eficiente posible: los motores eléctricos que se montan en los coches eléctricos actuales superan el 95% de rendimiento, superando con creces al mejor de los motores de combustión interna. Además es un motor más compacto, más ligero, que requiere menos mantenimiento y más fiable y duradero.

Y esto ha convertido a los mecánicos en casi informáticos. Hoy en día una gran parte del funcionamiento del coche se basa en la electrónica a la hora de la fabricación de los vehículos, esta es trascendental en lo que respecta a seguridad, confort, comunicación y en el motopropulsor.

Por ello los cursos de electromecánica , como el que ofrece Campus Training, cada vez son más usuales dentro de las personas que se quieren dedicar a la reparación de los vehículos. Los objetivos de este curso son:

    Mantener el motor térmico y sus sistemas auxiliares.
    Mantener los sistemas que componen el tren de rodaje: frenos, transmisión, dirección y suspensión.
    Mantener los sistemas eléctricos del vehículo, realizando modificaciones y/o nuevas instalaciones.
    Realizar la Administración, gestión y comercialización en una pequeña empresa o taller.

A día de hoy, para aprender mecánica y convertirte en un profesional de este mundo es esencial tener conocimientos de electrónica. Un electromecánico es el encargado de mantener, montar y transformar todo el apartado mecánico y eléctrico de un vehículo. En resumen, es la persona que mantiene y repara los aparatos eléctricos y el motor de un vehículo.

Comentarios  

-1 #1 Johan Esteban 14-11-2017 13:20
Estoy interesado en el curso de electrónica vehícular
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...