Utilizar coches de plataformas de car-sharing como Car2Go para movernos por la ciudad puede salirnos bastante más económico que un taxi o el transporte público y, además, cuidando el medio ambiente, ya que trabajan sólo con autos eléctricos. Pero su uso también puede traernos grandes problemas… y bastante caros. 

Al parecer, esta compañía achaca a sus clientes daños en los autos que supuestamente no han cometido ellos y que se producen desde que abandonan el coche (al finalizar su uso) hasta que lo alquila el próximo cliente. Sus usuarios, cabreados, dieron voz al asunto en Internet y en las redes sociales (especialmente en Twitter, donde hay una cuenta para todos sus afectados). Palabras de las que se hicieron eco en Vozpópuli, donde trataron el tema en profundidad recogiendo testimonios de los afectados. 

 

Alquiler de coche tradicional VS Alquiler con Car2Go

En las compañías de alquiler de coches tradicionales revisan el coche cuando lo estacionas en un parking. Si existen daños, se los imputan al cliente, que deberá pagarlos. Si está todo correcto, la responsabilidad del usuario termina cuando finaliza el contrato de renting. De este modo, las posibilidades de falsa inculpación o de fraude son escasas. 

El método es diferente en Car2Go, ya que es el mismo cliente el que está obligado por contrato de inspeccionar el vehículo en busca de posibles daños, presión de neumáticos, estado de los líquidos… antes de subirse al coche, como si todo el mundo tuviese conocimientos de mecánica, por no hablar de que el cliente se convierte en una especie de detective que hace este trabajo gratis. 

En caso de declarar daños, la empresa los estudia y se los imputa al cliente anterior. En caso de no hacerlo, la responsabilidad de daños pasa a ser suya (así lo establece la compañía en los Términos de Servicio del alquiler). También puede darse el caso de que los coches puedan tener algún daño desde hace meses sin que nadie los haya descubierto. 

Al contrario que con las empresas tradicionales, cuyos coches “duermen” en un parking, los de Car2Go lo hacen en la calle, donde lo estacione el último usuario. Así, los daños producidos por siniestros mientras nadie hace uso del vehículo los asumen, evidentemente, los clientes. No se sabe si esos daños los ha producido algún otro conductor accidentalmente o alguien con mala intención. Ese es uno de los grandes problemas de Car2Go.

Desde hace más de un año, los propios usuarios vienen denunciando la situación en redes, acusando a la empresa de adjudicarles daños que no han cometido. Podemos encontrar algunas de estas quejas en Twitter 1 y 2; Facebook 1; OCU 1 y 2; y Coches.net 1.

Quienes deciden llevar el caso más allá (no denunciar sólo en las redes sociales), finalmente acaban pagando los daños o los pleitos se hacen tan largos que muchos todavía están sin resolver.

 

Funcionamiento de los seguros de los autos de Car2Go

Si surge algún problema durante un trayecto con un auto de Car2Go, la compañía cuenta con un seguro, aunque tiene bastantes riesgos para el cliente porque no siempre cumplen con lo que dicen y hay que leer muy bien la letra pequeña, en la que se especifica que si pasa algo (de lo que eres responsable), pagarás los primeros 500€

Por tanto, si hay que hacer alguna reparación, casi siempre pagará el cliente porque los daños producidos en estos vehículos en ciudad no suelen sobrepasar la cantidad franquiciada (500€). Este seguro tampoco cubre robos de pertenencias en el vehículo, pinchazos o reventones o indemnizaciones por muerte o invalidez: el otro gran problema de Car2Go (que también ha sido bastante criticado). Y es que está claro que con este seguro… no se puede viajar del todo seguro. 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...