En 2011 Brasil fue el país de América Latina en el que más coches de superlujo se vendieron. Ese mismo año los concesionarios mexicanos sólo consiguieron comercializar 173 automóviles de la categoría full size luxury, un 39% menos que en el país carioca. Sin embargo, en el pasado año 2016, México se convirtió en líder de ventas de este tipo de vehículos. 

Concretamente se vendieron 401 autos superlujosos en ese año superando no sólo a Brasil: también a Argentina y a Chile. Esas cuatro centenas superan en 46 autos a los vendidos entre los tres países mencionados, según revelan datos de Euromonitor y diversos analistas especializados en el sector. 

Los expertos apuntan a que esto ha ocurrido debido a la recesión económica que hay en Brasil unido a la estabilidad macroeconómica de México. Extraen algunos datos más del sector del motor en México: del 47% de los clientes que compran autos de lujo, sólo un 10% compra también uno de superlujo, porcentaje que puede aumentar gracias a las facilidades en los créditos.

 

Planes de crédito

Los autos de esta categoría cuestan entre 1’5 y 5 millones de pesos (accesibles a un segmento minúsculo de la población). Además, para su pago se ofrecen facilidades como créditos con tipos de interés bastante atractivos y pagos accesibles.

Asimismo, algunas marcas como Jaguar Land Rover diseñan sus propios planes para atraer a una mayor clientela, como el programa Compra Inteligente, que combina unas tasas de interés más bajas con una excelente atención al cliente, que hace que éstos se sientan únicos y bien atendidos durante su proceso de compra… y después de ésta. 

Al finalizar el periodo del crédito, este plan financiero permite al cliente tres opciones: terminar de pagar el vehículo y quedárselo, devolverlo y adquirir uno nuevo (vendría a ser como un renting) con este mismo plan o refinanciar hasta 24 meses más el valor remanente del crédito. 

 

Aumento de ventas de Infiniti

Por su parte, desde la marca Infiniti destacan que la cifra de autos de lujo vendidos en México en 2016 duplicó a las que había antes de la crisis económica mundial (iniciada en 2008). En diciembre comenzarán la producción de autos de súper lujo generando así, una mayor oferta en el sector. Así, para 2017 esperan que las ventas continúen aumentando y alcanzar cifras históricas. 

El mercado mexicano es uno de los más importantes para esta marca, situándose entre los diez primeros a nivel mundial. Ciudad de México repunta como principal mercado de esta firma, pues uno de cada dos vehículos Premium se venden en la capital azteca. 

 

Los autos de ultra lujo

McLaren es otra de las entidades que vio oportunidades en el país azteca. Señalan que entre 2015 y 2016 sus ventas aumentaron un 20%, por lo que ven aquí un gran potencial.

Otras firmas de ultra lujo (como Rolls Royce, Aston Martin y Bentley) también quieren sumarse al carro y aprovechar las oportunidades del mercado mexicano. El precio de estas unidades exclusivas (muchas de ellas con fabricado “artesanal”) varía entre los 150.000 y 500.000 dólares. 

Destacan que la mayoría de los clientes realizan su compra al contado, aunque ofrezcan opciones de financiación, siempre y cuando se cumplan con los requisitos que, subrayan, son los de la normatividad nacional pero con un requisito adicional: cumplir con lo estipulado por la Ley Antilavado (norma que se dictó para prevenir e identificar operaciones con recursos ilícitos).

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...