A primeros de año la Dirección General de Tráfico avisó de que se endurecerían algunas estrategias y normas de tráfico con el fin de prevenir accidentes. Ya está empezando a tomar forma y lo hará empezando con varias restricciones que afectarán, sobretodo, a los conductores noveles (especialmente a los más jóvenes), en aspectos como la velocidad, la conducción nocturna o la tasa de alcohol permitida.

No hay que confundir a los conductores "novatos" con los jóvenes, ya que un conductor novel puede tener, perfectamente, 30 o 50 años. Son aquellos conductores cuyo permiso de conducir tiene menos de un año. Durante ese tiempo han de colocar una placa con la letra “L” mayúscula de color blanco sobre fondo verde en la parte posterior izquierda del vehículo, en una zona que sea perfectamente visible al resto de los conductores, quienes habrán de tener algo de paciencia con éstos. 

Antiguamente estos conductores no podían sobrepasar la velocidad de 80 km/h en cualquier tipo de vía, aunque esta restricción fue eliminada en 2011 cuando se extendió también el carnet por puntos. Los noveles lo estrenaban con ocho mientras que los más veteranos tendrían 12. Ahora, la DGT pretende volver a limitar la velocidad máxima a la que podrán circular los “novatos”.

 

Toque de queda y ni una gota de alcohol

En cuanto a la conducción nocturna aún no han fijado horarios de este particular “toque de queda”, lo que puede suponer un inconveniente a aquellos que necesiten desplazarse en coche para ir al trabajo o a clases ya que en transporte público se tarda mucho más (por ejemplo: un trayecto que en coche puedes hacer en 20 minutos, en bus se tarda una hora).

En cuanto al consumo de alcohol son bastante más restrictivos: ni una gota de alcohol al volante (es decir: 0,0 y no los actuales 0,15 miligramos que se permiten), aunque esta limitación no es una novedad a nivel europeo: en Italia y Alemania ya la aplican a sus conductores noveles. En otros países como Hungría, Rumanía o República Checa van incluso más allá y aplican esta medida a todos los conductores.

Por otro lado, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, pretende implantar en España el modelo de carnet de conducir gradual (GDL), algo que ya se hace en Gran Bretaña, Francia, Alemania, Luxemburgo, Noruega, Suecia, Finlandia, Austria, Canadá, Estados Unidos, Nueva Zelanda o Australia (de este último es originaria la idea de este permiso de conducción gradual, que desarrolló en los años 60).

 

¿En qué consiste el permiso de conducción gradual?

Este modelo de obtención de permiso de conducción se basa en una formación mucho más práctica. Y es que, en ocasiones, las prácticas que realiza un aprendiz de conductor no son suficientes al no enfrentarse a condiciones como la lluvia, el viento o a la conducción nocturna.

Además, un estudio de la Universidad Complutense de Madrid confirma que la conducción gradual ha llegado a reducir el riesgo de accidentes y de colisión en un 10% en Francia; un 25% en EEUU, un 40% en Suecia y hasta un 60% en Reino Unido.

En los países donde ya ponen en marcha clases con este modelo de carnet, no sólo hacen prácticas nocturnas o con el suelo mojado: también realizan simulaciones sobre conducción bajo los efectos del alcohol y otras sobre cómo se debe salir del vehículo en caso de accidente. 

En el caso de que se implante en España, además de barajarse este tipo de prácticas, el ministro y la Dirección General de Tráfico han planteado la realización obligatoria de un curso de educación vial un año después de la obtención de la licencia de conducir.

Comentarios  

0 #1 quad3 07-07-2017 12:16
Desde que se les consintió a los noveles hasta 120 klm , van a tope ,me pasan por autopista a 130 klm o mas y por ciudad a tope , no digo todos ,pero un gran numero, cuando me lo saque en 1985 había normas mas estrictas y no había ni la mitad de trafico que hay ahora
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...