Desde la entrada en vigor en España del carnet por puntos (el uno de julio de 2006), los conductores no sólo temen a las sanciones económicas: también a la retirada de dichos puntos. Recordemos que los conductores con más de tres años de experiencia cuentan con 12 puntos iniciales y los noveles sólo con 8 (así como aquellos que habían perdido su licencia de conducir). Si no se comenten infracciones, se podrán incrementar los puntos pudiendo llegar a un máximo de 15.

Eso sí: sólo implican una retirada de puntos las sanciones consideradas como graves o muy graves por la DGT, con las que se puede perder dos, tres, cuatro o seis puntos. Éstos se restarán al conductor al pasar un mes desde la fecha en que recibe la comunicación de la sanción o después de la resolución de las multas recurridas. La sanción económica está bastante más clara, pero no los puntos que se restan, que exponemos a continuación:

 

Dos puntos menos

  • Alumbrado: no llevar el alumbrado cuando es obligatorio o hacer mal uso de él. 
  • Pasajeros menores: circular en motocicleta o ciclomotor con un menor de 12 años como pasajero. 
  • Estacionamientos peligrosos: aparcar en zonas de riesgo para la circulación como pasos de peatones o carriles destinados al transporte público urbano
  • Utilizar sistemas anti-radares (actualmente existen aplicaciones móviles para detectar los radares en la carretera y muchos no dudan en valerse de ellas para burlarlos). 

 

Tres puntos 

  • Cambiar de sentido incumpliendo las normas y poniendo en peligro la seguridad vial. 
  • Circular sin cinturón o sin casco. 
  • Utilizar manualmente el móvil, auriculares u otros dispositivos. 
  • No mantener la distancia de seguridad. 

 

Retirada de cuatro puntos 

  • Conducir sin permiso. 
  • Dar marcha atrás en autopistas o autovías y cualquier tipo de conducción negligente que ponga en peligro a los usuarios de la vía. 
  • Consumo de alcohol: tasa superior a 0,25 mg/l y hasta 0,50 mg/l en aire aspirado. Conductores profesionales y noveles, tasa superior a 0,15 y hasta 0,30. 
  • Circular por autopista o autovía con vehículos no autorizados.
  • Arrojar objetos: lanzar a la vía o sus alrededores objetos que puedan producir incendios o accidentes. 
  • Exceso de ocupantes: circular con más pasajeros de los permitidos, siempre que exceda el número de plazas autorizadas en un 50% o más, excluyendo al conductor. No aplicable a autobuses urbanos o interurbanos. 
  • No respetar la prioridad: saltarse un semáforo en rojo, un stop o no respetar una prioridad de paso. 
  • Adelantamientos peligrosos: adelantar poniendo en riesgo a quienes circulan en sentido contrario o con visibilidad reducida. 
  • Poner en riesgo a ciclistas. 
  • No respetar las señales de un agente. 
  • Dificultar un adelantamiento a otro conductor. 

 

El máximo: seis puntos 

  • Alcohol: tasa superior a 0,50 miligramos por litro en aire aspirado. La tasa es de 0,3 para conductores noveles y profesionales. 
  • Drogas: conducir bajo los efectos de estupefacientes, psicotrópicos, estimulantes y sustancias de efectos análogos. 
  • Conducción temeraria. 
  • Negarse a pasar las pruebas de alcoholemia o drogas. 
  • Profesionales: exceder en más del 50% los tiempos de conducción o no respetar -en la misma proporción- los de descanso. 

 

Por exceso de velocidad 

Pero sin duda la infracción estrella es el exceso de velocidad. En función de su gravedad pueden perderse 2, 3, 4 o 6 puntos (que pueden ser constitutivas de delito y la sanción económica puede ascender hasta los 600 euros) o incluso no perderse ninguno en casos leves pero sí tener que pagar una multa de 100 euros.

El nivel de exceso de velocidad, tanto en kilómetros por hora como en porcentaje respecto al límite autorizado, se fija dependiendo del tipo de vía y la velocidad máxima legal en cada una de ellas. En esta tabla de la DGT están todas las sanciones por exceso de velocidad.

 

¿Cuántos puntos se pueden perder en un mismo día? 

Aunque no es lo más habitual (ni lo más recomendable), se puede cometer más de una infracción en un mismo día. La norma indica que no se puede perder más de ocho puntos en un día, aunque hay excepciones que pueden comportar la retirada de todos los puntos de golpe.

Es el caso que resultaría de acumular varias sanciones graves como conducir bajo los efectos del alcohol y de las drogas además de negarse a someterse a las correspondientes pruebas, la conducción temeraria o un exceso de velocidad (un 50% más de la autorizada).

Circular en sentido contrario, participar en carreras ilegales, una excesiva ocupación del coche o el incumplimiento de los plazos de descanso obligatorios (para conductores profesionales) también pueden implicar la pérdida de más de ocho puntos a la vez y hasta la retirada automática del carnet de conducir.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...