Asia es ese continente en el que puedes encontrar los inventos más insólitos y estrafalarios. Hoy te presentamos uno relacionado con el sector del automóvil. Se encuentra en Singapur, y es que en este exótico país puedes ir paseando por la calle un día cualquiera y parar a comprarte un coche como aquel que va a comprarse una bolsa de pipas o un paquete de chicles a una máquina de vending (entiéndase máquina expendedora) que, en este caso, es la más grande del mundo

Aunque puedan parecer maquetas, no lo son. Y es que la empresa de coches Autobahn Motors expone 60 de sus modelos (tanto autos clásicos como deportivos de alta gama) en un edificio de 15 pisos de altura. Se trata de una estructura de garaje vertical y, aunque ya existen muchos, es la primera vez que se construye uno a gran escala con fines comerciales. Las marcas de los autos disponibles en esta máquina son de alta gama como Audi, Ferrari, Porsche, McLaren, Lamborghini, Bentley… 

 

La razón de esta curiosa construcción

Recordemos que los países asiáticos tienen problemas de superpoblación: en ellos viven cientos de millones de personas apiñadas en pocos kilómetros cuadrados, sobre todo en las grandes capitales, por lo que es habitual que los edificios cuenten con un gran número de plantas y pisos. 

Teniendo en cuenta este problema, la compañía Autobahn Motors ha querido contribuir o ayudar a ahorrar mucho espacio con esta original idea. Así, en lugar de construir un concesionario normal que ocupara una gran cantidad de superficie, lo han hecho a lo alto.

 

¿Cómo funciona este peculiar concesionario?

Prácticamente igual que sacar una bebida o un snack. El comprador selecciona el coche que quiere comprar mediante una pantalla táctil, una tablet (eso sí: adaptándose a los modelos que haya disponibles en la máquina en ese momento). 

Tras la elección, los engranajes elevadores de la máquina se encargan de coger el coche, meterlo en una caja gigante y moverlo desde la planta en la que se encuentre hasta la planta baja, operación que tarda varios minutos dependiendo del piso en el que se encuentre el vehículo. 

El propio sistema se encarga de manejar el inventario de los autos. Lo que no sabemos es la forma de pago de este concesionario. Si ofrecen facilidades de financiación, ¿cómo se tramitan y se firman? ¿Se podrá pagar con tarjeta o en efectivo? Esta última modalidad no parece la más indicada: podríamos pasarnos una hora (mínimo) introduciendo billetes y monedas… En ese caso, ¿devolverá el cambio?

 

 

Comentarios  

0 #1 Piltribol 10-06-2017 14:30
Miren la maquinita "expendedora"
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...