Una causa habitual de accidente de tráfico es la que se produce cuando descuidamos el tema de tener controladas a nuestras mascotas. Pueden distraernos, subirse encima de nosotros o tocar algún pedal, en caso de accidente pueden hacer daño a los demás ocupantes. Es muy importante saber de qué manera actuar para así evitar posibles accidentes

 

¿Qué dice la ley actual?

Según la legislación actual, siempre que nuestra mascota no pueda interferir en nuestra conducción y no nos haga perder visión de campo, estaremos respetando la ley. Sin embargo, esta definición es bastante amplia, por ello existen varias recomendaciones que podremos seguir para evitar posibles problemas:

 

Tipos de sistemas de sujeción

Lo importante para encontrar un sistema de sujeción eficaz es que esté homologado por Europa. Las normativas ECE R17 o DIN 75410-2 prueban los sistemas con simulaciones de frenazos y otros golpes. El método de sujeción dependerá del tamaño y el peso del animal:

 

Si nuestra mascota es pequeña

Trasportín: el método más seguro

Se considera uno de los sistemas más eficaces. Si la mascota es pequeña, es recomendable que lo situemos en el suelo del asiento delantero sin atarla con el cinturón de seguridad. Aunque parezca más seguro que el trasportín vaya atado, en caso de frenazo puede hacer que la caja se rompa. Deberá ir en posición transversal a la dirección de la marcha. 

 

Si nuestra mascota es grande

Arnés de dos anclajes

Cuando estemos transportando a un perro deberemos buscar un arnés de doble anclaje que se atará al perro mediante el cinturón de seguridad. El cinturón deberá ajustarse al máximo para que no quede suelto. Recuerda que ni los arneses de un anclaje ni los que se enganchan al collar son efectivos, ya que estos métodos no evitan que el perro se desplace hacia la parte del conductor.

Rejilla

Cuando nuestro animal es grande, podemos instalar una rejilla que vaya desde el techo hasta el suelo del maletero (normas DIN 75410-2), siempre que sea un vehículo familiar o con puerta trasera. Es la mejor opción si la combinamos con el trasportín. 

 

Otros consejos recomendados

No darle de comer antes de salir

Si le damos de comer justo antes, es muy probable que se maree durante el viaje y nos vomite, esto puede hacer que perdamos atención en el volante y puede que nos obstaculice nuestra visión a través de los espejos. Aún sin haberle dado de comer, es posible que nuestra mascota se maree, os recomendamos preguntar a vuestro veterinario cómo prevenirlo.

 

Mantenerlo hidratado y hacer paradas

Las paradas no sólo son buenas para nosotros, también lo necesitan nuestras mascotas. Se desesperan al permanecer tanto tiempo quietos, así que cuidado cuando abramos la puerta del coche, si ya están desatados pueden salir corriendo. Asegúrate que bebe agua cada poco tiempo.

 

No lo dejes sólo en el coche

Es peligroso que dejemos a una mascota encerrada en un coche, puede darle un golpe de calor. Si pasa más de media hora puede ser hasta mortal. Intenta llevarlo contigo siempre que puedas.

En definitiva, lo importante es que podamos hacer movimientos libremente mientras conducimos, tengamos un buen campo de visión, y nuestra atención permanezca siempre en la conducción. Siguiendo estas recomendaciones, estaremos garantizando la seguridad de nosotros mismos, nuestros ocupantes, mascotas y otros vehículos. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...